15 de julio de 2010
15.07.2010

Griñán irá al pleno para hablar de los recortes y el PP pide la verdad

El presidente de la Junta comparecerá en el Parlamento para explicar la posición de Andalucía ante el CPFF

15.07.2010 | 11:17

El PSOE-A opinó ayer que el pleno del Parlamento solicitado por el Gobierno andaluz para contrarrestar las denuncias del PP sobre posibles recortes sociales y abordar el próximo CPFF es un gesto de «autoridad y un ejercicio de poder responsable» del presidente José Antonio Griñán.

Técnicamente, la solicitud que cursó el Gobierno andaluz para comparecer en un pleno extraordinario, previsiblemente el 22 de julio, se refiere al debate de la posición que llevará la comunidad ante la reunión del próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de finales de mes, en el que se fijará el objetivo de estabilidad presupuestaria de 2011. Seguramente, la sesión plenaria se centrará en las denuncias que vienen planteando los populares a partir de un documento presentado por la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, en la última reunión del CPFF, denominado Plan Económico-Financiero de Reequilibrio de la Junta de Andalucía 2010-2013, aprobado en esa reunión y que según Javier Arenas no fue difundido y contaba con más recortes, ya que, además de detallar los ajustes presupuestarios para 2010, anunciados por el presidente José Antonio Griñán, en el mismo se recogen otros para 2011 «en función de las disponibilidades presupuestarias y que en materia de políticas sociales ascendería a 1.266 millones».

En este sentido, el PP advirtió ayer al Gobierno andaluz de que dicho documento sobre medidas de ajuste es «oficial» y que si lo «entierra» tendría que ir acompañado de la dimisión de la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo.

En rueda de prensa, la portavoz del PP andaluz, Rosario Soto, se refirió de esta forma al anuncio del Gobierno autonómico de que dicho documento «no condiciona» al que se pueda presentar en la próxima reunión del CPFF, ya que el mismo recogía sólo las medidas de ajuste presupuestario para 2010, además de una previsión de calendario «a futuro, que ni ha sido aprobado ni debatido». «El Parlamento para lo que no puede servir es para lavar de manera constante las meteduras de pata del Gobierno», argumentó.

Por su parte, el coordinador regional de IULV-CA, Diego Valderas, aseguró ayer que no se fía «ni un pelo del Gobierno ni de sus rectificaciones», en relación con el Plan Económico-Financiero de Reequilibrio. En rueda de prensa, Valderas dijo que no se fía de posibles rectificaciones «pues no se ha conocido que haya habido error» en el informe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine