24 de noviembre de 2011
24.11.2011
Educación

El PP de Madrid acusa en falso a la Junta de exigir 21 horas a los maestros

El número dos de Aguirre critica la huelga de sus docentes porque en Andalucía «hubo cambios»

17.09.2011 | 03:10

La Comunidad de Madrid se enfrenta el próximo martes al primero de una serie de días de huelga de profesores, en protesta contra la decisión del Gobierno que preside Esperanza Aguirre (PP) de ampliar la jornada lectiva de los docentes de Secundaria de 18 a 20 horas.
Los principales sindicatos de la enseñanza en Andalucía, que ayer protagonizaron su propia manifestación en contra del nuevo decreto que prima la nota sobre la experiencia en la colocación de interinos, harán una pausa en sus reivindicaciones para sumarse a la protesta madrileña en señal de apoyo.

Ante este escenario, el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, tildó ayer de «desvergüenza» que los sindicatos CCOO y UGT, además de PSOE e IU, convoquen una huelga educativa en Madrid «cuando en Andalucía los profesores de Secundaria tienen jornadas lectivas de 20 y 21 horas» El número dos de Aguirre acusó en falso al Gobierno andaluz de estar aplicando la misma polémica medida que ha inspirado la manifestación del martes, y de paso criticó a los sindicatos de profesores por no movilizarse contra dicha medida.
La orden que regula la jornada lectiva de los docentes en Andalucía data de 1987 y fija en 18 el cupo mínimo de horas de clase para profesores de Secundaria, y 25 en Primaria.

Los recursos humanos que la consejería envía a los institutos, la planificación de las plantillas en cada centro escolar son el resultado de dividir el número de horas total lectivas del centro entre 18, no entre 20 o 21, aunque excepcionalmente la norma permite a los institutos ampliar la jornada lectiva de algún profesor para cuadrar los horarios de la plantilla.

Fuentes de la consejería explicaron ayer que «si algún docente andaluz tiene 20 horas lectivas en un centro es que otro tiene 16 y siempre por su organización interna».

La ampliación de la jornada lectiva de los profesores de Madrid busca ahorrar personal interino: al dividir el número de horas lectivas del centro entre 20, y no entre 18, disminuye el número de profesores necesarios por cada centro. Ese ahorro de interinos no se ha producido en Andalucía ya que, según datos de la consejería, a principios de curso ya se había contratado a 8.000 interinos.

Pese a todo, el número dos de Aguirre dio ayer por hecho que la jornada lectiva obligatoria en Andalucía es, «desde hace años», la misma que ahora ha impuesto Madrid, por eso acusó a los sindicatos y a los socialistas de estar promoviendo una «huelga política». «Que expliquen por qué en Andalucía les parece bien y en Madrid no», insistió.

El PSOE no tardó en reaccionar. La secretaria de Educación de los socialistas andaluces, Araceli Carrillo, acusó al presidente del PP-A, Javier Arenas, de permitir con «su silencio cómplice los continuos ataques» de dirigentes del PP en otras comunidades a la educación andaluza.
Las declaraciones de Granado, dijo, son una «nueva afrenta y un agravio al profesorado y al alumnado andaluz», explicó a Europa Press.
Esta polémica coincidió ayer con una protesta en la que participaron cientos de profesores andaluces, unos 2.000 según los sindicatos convocantes (ANPE, CSIF, CCOO y Ustea) y unos 350 según la Policía.

El colectivo se concentró ante la sede de Educación para exigir el fin de la nueva ordenación de las bolsas docentes que la Junta ha realizado por primera vez este año.
La consejería ha convocado una mesa sectorial para tratar el tema el próximo viernes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp