04 de junio de 2013
04.06.2013
ERE fraudulentos

Los letrados de la Junta piden que se amplíe la imputación al hermano del expresidente Borbolla

Los servicios jurídicos de la Junta quieren que Alaya achaque más delitos a Guerrero y Borbolla

04.06.2013 | 05:00

Los letrados de la Junta de Andalucía han pedido a la juez que investiga los ERE falsos que amplíe la imputación contra el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, encarcelado desde marzo, y el empresario Ángel Rodríguez de la Borbolla por posibles irregularidades en nuevas ayudas. Los letrados de la Junta citan las subvenciones a las empresas Enoworld y Corchos Higuera, propiedad de Ángel Rodríguez de la Borbolla, hermano del expresidente de la Junta José Rodríguez de la Borbolla; Producciones Barataria y a la compañía Below Marko, después de que de esta última dejaran de ser administrador único y apoderado un sobrino y un hermano del expresidente del Gobierno Felipe González, respectivamente. En sus escritos, a los que ha tenido acceso Efe, aportan a la juez Mercedes Alaya estos datos «que podrían ser de interés para la investigación por las personas que ocupan los cargos de administración en las sociedades, el procedimiento de concesión de las subvenciones y las especialidades del pago».

Los letrados de la Junta piden que se amplíe la imputación a Guerrero por una ayuda de 430.000 euros concedida en 2003 a una casa rural de Constantina (Sevilla) pero endosada a una cuenta que «resultó ser beneficiaria de una gran cantidad de endosos de ayudas concedidas a diferentes empresas por el entonces director general de Trabajo con cargo a la partida 31L». La Junta pide que se impute también al empleado de la Caja San Fernando de Sevilla que realizó dichos endosos y que lleva el mismo apellido que uno de los dueños de la sociedad titular de dicha casa rural. Respecto a Ángel Rodríguez de la Borbolla, los representantes de la Junta indican que en 2006 recibió una ayuda de 1,2 millones de euros para su empresa Enoworld pero la actividad a subvencionar era «idéntica a la que consta en los expedientes de Uprasa y Electron Service Line», negocios también propiedad del empresario.

De modo que «se habrían dictado tres resoluciones de subvención, una por cada empresa» y «por una misma actividad», aunque solo consta la concedida a Enoworld, precisa el escrito de la Junta. En cuanto a Corchos Higuera, la Junta le concedió en 2003 una subvención de 601.012 euros que no fue ingresada en la cuenta prevista en el convenio sino en otra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp