15 de junio de 2015
15.06.2015
Reacciones

Ciudadanos saca pecho por la renuncia de Griñán

15.06.2015 | 15:08
Juan Marín, líder de Ciudadanos en Andalucía.

Distintos miembros del Comité Ejecutivo de Ciudadanos (C's) han celebrado que el expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán, imputado en el caso de los ERE, haya registrado este lunes la renuncia a su escaño en el Senado, atribuyendo esta decisión al pacto firmado con el PSOE en esa comunidad autónoma.

El presidente de C's, Albert Rivera, ha indicado en su perfil de Twitter que Griñán deja su escaño "en cumplimiento del acuerdo por la regeneración democrática que ha implantado Ciudadanos". "El cambio sensato. Seguimos", ha añadido. En un mensaje posterior, ha manifestado que "siendo exigentes, sin insultar a nadie y sin bandos ni miedos se pueden consiguen grandes cambios para los españoles".

Igualmente, el coordinador del Comité de Acuerdos Postelectorales, José María Espejo, ha afirmado que esto es una de las "consecuencias" del pacto anticorrupción firmado por el PSOE en Andalucía.

Este pacto era una condición previa para el inicio de las negociaciones que concluyeron con el apoyo de C's a la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de la Junta. El compromiso asumido por el PSOE con su firma es el de "separar de inmediato a cualquier cargo orgánico que resulte imputado por corrupción política".

El secretario de Organización, Fran Hervías, ha destacado en la red social que "ya son nueve los imputados por corrupción política que han dimitido gracias a Ciudadanos", aunque sin precisar a quiénes se refería.

Por su parte, el secretario de Comunicación, Fernando de Páramo, ha destacado: "Mientras otros insultan a las víctimas del terrorismo y de atrocidades, en Ciudadanos conseguimos dimisiones, el último Griñán, seguimos".

El expresidente andaluz ha renunciado a su acta cuatro días después de que Susana Díaz fuera elegida como jefa del Ejecutivo autonómico. C's había exigido reiteradamente a la candidata socialista que dimitieran tanto Griñán como su predecesor en el cargo Manuel Chaves, que también declaró como imputado por el caso de los ERE.

Griñán ya había dicho que no tenía intención de continuar en el cargo y que no quería ser un obstáculo para la investidura de Díaz. Pero Chaves ni siquiera ha dado ese paso y habrá que esperar a que el Tribunal Supremo decida si le imputa un delito. Susana Díaz ha asegurado que si eso ocurre, tendrá que dejar su escaño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp