Mismas funciones, mismo horario e igual antigüedad en el puesto. Pero el salario no es el mismo. Las diferencias, en algunos casos, además de abismales, pueden llevar al sonrojo, por vergüenza y por irritación ante tanta injusticia. Los profesores andaluces están entre los peor pagados de España. Pueden llegar a ganar de media 2.100 euros menos al año, según denuncia el sindicato Anpe, que se ha venido reuniendo con los distintos grupos políticos que componen el arco parlamentario andaluz para ponerles de acuerdo en la necesidad de encontrar una solución de cara a las próximas elecciones autonómicas.

Anpe ha trasladado a los representantes de los partidos la necesidad de abordar en la próxima legislatura la equiparación salarial del profesorado andaluz con el de otros territorios del Estado. Una diferencia retributiva que, según los estudios realizados por el propio sindicato, aunque se sitúa en una media de 2.100 euros anuales, puede llegar sin embargo a superar los 6.000 euros al año, dependiendo de la comunidad y el cuerpo docente.

Según este mismo estudio, los profesores de Secundaria mejor pagados en España son los del País Vaco, que ganarían un sueldo bruto de 2.757,7 euros al mes (sumando salario base, complementos de destino y complementos específicos). Le siguen los de Cantabria, con 2.471 y Navarra, con 2.451. Ya aquí se aprecian diferencia de casi 300 euros. Andalucía se sitúa en una posición media baja de la tabla, con 2.301 euros al mes, aunque los profesores de Castilla y León, Aragón, Galicia, Asturias, Madrid, Ceuta, Melilla y Baleares salen peor parados. En el caso de los docentes de este archipiélago, según Anpe, el sueldo no alcanza los 2.100 euros al mes, es decir, 600 euros menos que los vascos.

La movilización de los policías nacionales y los guardias civiles reclamando la equiparación de sus sueldos con el de los mossos o el de la ertzaintza ha servido de referencia para que sean ahora los profesores los que hayan comenzado a organizarse. De hecho, hace siete meses, Anpe a nivel nacional publicó en la plataforma change.org una petición que ya ha recibido el apoyo de más de 30.000 personas, en la que denuncia esta brecha salarial.

«Los cuerpos docentes son los únicos cuerpos funcionariales de carácter estatal, es decir, su ingreso, acceso y movilidad por todo el Estado está regulado a nivel nacional y es idéntico en todas las comunidades autónomas, pero, a su vez, están transferidos a los gobiernos autonómicos y sus retribuciones son abonadas por los mismos. Así, en los últimos años, la brecha salarial ha ido aumentando progresivamente, llegando a ser, en algunos casos, de más de 6.000 euros anuales por realizar las mismas funciones y habiendo accedido con los mismos requisitos y condiciones, simplemente dependiendo de la comunidad autónoma en la que se esté trabajando», explica Anpe en change.org

Es decir, los maestros y profesores forman parte de un cuerpo estatal pero sus sueldos los pagan las comunidades autónomas. Y hay diferencias. A través de esta plataforma, Anpe exige esta equiparación docente y, para ello, se dirige al Ministerio de Educación. «Tales disparidades carecen de sentido, toda vez que el colectivo docente es un colectivo funcionarial de carácter estatal», insiste el sindicato. «Desde Anpe, consideramos que no es comprensible, por ejemplo, que un docente manchego cobre 150 euros más al mes que uno andaluz, desempeñando las mismas funciones», ponen como ejemplo en su web.

La pasada primavera, Anpe ya se reunió con distintos grupos políticos y arrancó el compromiso del parlamento andaluz en esta materia, mediante la aprobación por esta cámara legislativa de una proposición no de ley, para que se hiciese efectiva la equiparación salarial del profesorado andaluz. «Sin embargo, meses más tarde nos encontramos en una situación en la que la administración andaluza no ha afrontado, más allá de vagas declaraciones de intenciones, la negociación de un acuerdo de mejora salarial que como mínimo nos aproxime a la media de las retribuciones percibidas por los docentes en el conjunto de la nación».

El sindicato considera fundamental «que se supere este menosprecio a nuestra tarea docente para dignificar nuestro trabajo. Por ello, seguiremos defendiendo una justa mejora salarial para los docentes de nuestra tierra y emplazamos a las principales fuerzas políticas de la comunidad autónoma para que asuman esta reivindicación en sus programas electorales».