02 de diciembre de 2018
02.12.2018
Elecciones andaluzas

Noche triste para el PSOE, que pide contener a la extrema derecha

Los socialistas empeoran los resultados obtenidos en 2015, cuando se hicieron con seis escaños

03.12.2018 | 00:07
Ruiz Espejo comparece con su equipo.

El ambiente de la sede del PSOE en Málaga y el resultado de las elecciones andaluzas para los socialistas era el mismo, se palpaba la derrota. La pérdida de dos escaños en la provincia malagueña y de 14 en la comunidad ha empujado a la lista por Málaga a encerrarse a la espera de directrices y declaraciones públicas de Susana Díaz. Al fin, a las 23.20 el secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha comparecido ante los medios, lamentando el nuevo "ciclo electoral" que se abre en España con la irrupción de la "extrema derecha" en el Parlamento andaluz.

Las caras tristes predominaban entre los socialistas malagueños encabezados por Ruiz Espejo, quien ha reconocido que a pesar de haber ganado en Málaga y Andalucía "no podemos estar contentos". Así, ha considerado que se trata de una "noche triste para toda la izquierda y para los demócratas en esta provincia por el resultado de la extrema derecha en Málaga".

En este punto, ha llamado a la "responsabilidad" a "todos los partidos constitucionalistas" y ha asegurado que, "como partido más votado en Andalucía y en Málaga" van a invitar a todas las formaciones políticas a formar un "dique de contención a la deriva radical de la extrema derecha". Una responsabilidad que, ha insistido, es de todos las formaciones democráticas.

Ruiz Espejo, acompañado del portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Daniel Pérez, la número dos de la lista, Beatriz Rubiño, o el número tres, Javier Carnero, ha calificado como "dura" esta "batalla" que han supuesto las elecciones y ha reivindicado que su campaña ha sido "en positivo", ha estado "pegada al terreno" y ha tenido "acento andaluz.

El secretario general de los socialistas malagueños ha agradecido por su "esfuerzo" y "trabajo" durante la campaña a los simpatizantes y militantes, quienes han despedido entre aplausos a un equipo que se mostraba visiblemente afectado.

El PSOE de Málaga llegó a la línea de salida con las expectativas de repetir los resultados de 2015, cuando los socialistas se hicieron con seis escaños. Por otra parte, estas elecciones también han sido la primera prueba de fuego para su nuevo secretario general, José Luis Ruiz Espejo, que en octubre cumplió un año como líder provincial. Con la particularidad, en este caso, de encabezar la lista del PSOE por Málaga al Parlamento.

La campaña de los socialistas ha sido de perfil bajo. Sin elementos sorpresivos, han basado la campaña en el tradicional puerta a puerta, adornado con sendos actos de postín, con presencia de la candidata del PSOE a la presidencia, Susana Díaz. El primero, el celebrado en la Facultad de Derecho, y el segundo, el acto central de la campaña, ubicado en el Palacio de Congresos de Marbella y con presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp