30 de diciembre de 2018
30.12.2018
Política

Andalucía afronta los últimos meses de mandato local con 75 cambios en alcaldías

La mayoría de los regidores que dejaron el cargo dimitieron, aunque 23 tuvieron que salir por mociones de censura y siete por asuntos judiciales

30.12.2018 | 10:23
La salida de Torres Hurtado puso fin a trece años de gobierno del PP en el ayuntamiento de Granada.

La comunidad autónoma andaluza afronta los últimos cinco meses del mandato municipal, hasta las próximas elecciones del 26 de mayo, con hasta 75 cambios en las alcaldías, de las que 23 estuvieron vinculadas a mociones de censura, siete a asuntos judiciales y dos a la muerte de los regidores, entre otros.

Según los datos del Ministerio de Administraciones Públicas recabados por Efe, la provincia que más permutas ha registrado en estos tres años y medio ha sido la de Granada, con 16 cambios de bastón de mando; seguida de Málaga y Sevilla (13 cada una), Huelva (10), Almería (8), Jaén (6) y Cádiz y Córdoba (4).

La mayoría de regidores que dejaron su puesto lo hicieron por dimisión, si bien 23 de ellos fueron cesados forzosamente al prosperar las mociones de censura presentadas por los grupos de la oposición, donde más en Málaga, con ocho. En esta provincia cambiaron por esta fórmula los signos políticos en Cuevas del Becerro –solo 17 días después de tomar posesión las nuevas corporaciones–, Pizarra, Ronda, Arenas, Manilva, Frigiliana, Rincón de la Victoria y Marbella. En Sevilla se aprobaron cuatro mociones de censura y en Cádiz, tres. Con dos mociones están Huelva y Granada, mientras que en Almería sólo se dio una.

La única cuestión de confianza del mandato municipal en Andalucía que ha prosperado se ha registrado en Villaverde del Río (Sevilla), en donde el entonces alcalde de La Voz decidió someterse a este voto por el bloqueo municipal, lo que derivó en un cambio de alcalde a favor del socialista José María Martín.

Hasta siete alcaldes tuvieron que dejar el cargo forzados por los asuntos judiciales a los que estaban vinculados, el más destacado el de Granada, José Torres Hurtado (PP), quien renunció después de ser detenido en el marco de la operación Nazarí, que derivó en la llegada del socialista Francisco Cuenca en mayo de 2016 tras trece años de gobiernos del PP.

También renunciaron en la provincia granadina los regidores de Huélago, tras dar positivo en drogas, y el de Gójar, tras ser condenado pese a que el Tribunal Supremo lo absolvió posteriormente, una vez que el PSOE ya se había hecho con el bastón de mando. El exalcalde de Carboneras (Almería) tuvo que marcharse tras ser inhabilitado por negarle información a la oposición y el de Punta Umbría (Huelva) por su vinculación al caso de los cursos de formación de la Junta, mientras que el de Chipiona (Cádiz) se fue al negarse a aplicar una sentencia sobre una demolición.

En este mandato, el Ayuntamiento de Albox (Almería) ha vivido hasta dos cambios de bastón de mando al no ajustarse a la ley la elección de Sonia Cerdán, lo que motivó una tercera investidura.

Otros ocho ayuntamientos andaluces también han cambiado a mitad del mandato por los acuerdos alcanzados por las distintas fuerzas políticas para repartirse la gestión dos años cada uno.

Los nombramientos también están detrás de la sustitución de hasta una quincena de ayuntamientos, principalmente los designados por la Junta como delegados provinciales o directores generales. No obstante, en Jun (Granada), el regidor José Antonio Rodríguez Salas se marchó para incorporarse al equipo de Pedro Sánchez en Moncloa, mientras que en Valverde del Camino (Huelva), la secretaria general del PP-A, Loles López, dejó la alcaldía para dedicarse de lleno a su trabajo en el partido.

Dos fallecidos


En Purullena (Granada) y El Borge, el cambio llegó por la muerte de los primeros ediles, mientras que en Aguilar de la Frontera (Córdoba), Cómpeta, Alanís (Sevilla) y La Nava (Huelva) la renuncia se produjo por motivos de salud.

Aunque no se ha dado un cambio de la persona que ostenta el bastón de mando, ocho alcaldes han dejado de representar a sus partidos para incluirse en el grupo de «no adscritos» por diferencias con sus direcciones provinciales, como sucedió en el PP de Jaén con los alcaldes de Albanchez de Mágina, Aldeaquemada, Castellar, Porcuna y Cárcheles. También en Jaén fue expulsado del PSOE de Linares Juan Fernández; en La Roda de Andalucía (Sevilla) Fidel Romero de IU y en Espartinas (Sevilla) Olga María Hervás de Cs.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp