10 de enero de 2019
10.01.2019
Política

Bendodo e Imbroda, los rostros malagueños en el nuevo Gobierno andaluz

El todavía presidente de la Diputación será el consejero de Presidencia e Imbroda consejero de Deporte y Educación

10.01.2019 | 14:01
Bendodo e Imbroda, que es saludado cariñosamente por Marín.

Sin contar al futuro presidente de la Junta, Juanma Moreno, la provincia de Málaga estará representada en el nuevo Gobierno andaluz por dos malagueños. El actual presidente de la Diputación, Elías Bendodo, abandonará en los próximos días la política provincial para embarcarse en la política regional. Como se ha venido informando estos días, ocupará la Consejería de Presidencia y se convertirá a así en el hombre de máxima confianza de Moreno y, de facto, en el número tres dentro del futuro organigrama de la Junta, sólo precedido por el vicepresidente, que será Juan Marín de Ciudadanos. El futuro nombramiento de Bendodo ha sido confirmada a este periódico por fuentes que participan en la mesa de negociación que se ha abierto entre el PP y Cs.

La Consejería de Presidencia es clave para el funcionamiento de la Junta y permite mover grandes cantidades de presupuesto. De esta manera, Bendodo deja Málaga y resuelve su futuro político, que se había llenado de incertidumbre, una vez confirmado que Francisco de la Torre repetiría como candidato al Ayuntamiento de Málaga en las próximas elecciones municipales de Málaga.

En el caso de Javier Imbroda, su nombramiento como consejero de Educación y Deporte confirma su rápido ascenso dentro de Ciudadanos. Cabe recordar que Imbroda llegó apenas unos meses antes de las elecciones andaluzas y lo hizo de la mano del presidente nacional, Albert Rivera. En estos momentos, no milita en Ciudadanos. Por su pasado en el mundo del deporte, su perfil encaja. Imbroda ya fue gerente de la empresa municipal Málaga Deporte y Eventos con De la Torre. De él dependerá, también, el Instituto Andaluz del Deporte con sede en Málaga.

En el terreno de la Educación, Imbroda ha mostrado siempre su preocupación por un elemento que considera clave para el futuro de Málaga: tendrá que resolver cómo encaja el equilibrio entre la convivencia entre la educación pública y la concertada en Andalucía. En estos momentos, las fuentes consultadas también confirman la posibilidad de que Imbroda sume a sus competencias la Consejería de Turismo. Depende de lo que decida Marín. Si la cede al malagueño, se estaría ante una macroconsejería, que estaría compuesta por Deporte, Educación y Turismo. Una posibilidad que está sobre la mesa, pero que, debido al enorme de volumen de trabajo que genera cada área por sí mismo, se antoja improbable. Si Marín se queda con la cartera de Turismo, la compaginaría con su vicepresidencia y se garantizaría llenar de contenido su agenda. Por otra parte, se da por hecho que Marín ocupe, también, la nueva Consejería de Regeneración Democrática.

En relación al reparto del resto de consejerías, Marín ha confirmado esta mañana en una rueda de prensa que el número será, finalmente, de once. El organigrama final se dará a conocer entre hoy y mañana, aunque Marín también ha dejado muy en duda que haya una consejería que se acuñe como "Consejería de Familia", tal y como ha exigido Vox.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp