06 de febrero de 2019
06.02.2019
Junta de Andalucía

Bendodo asume el cargo de portavoz y Navarro será la delegada de la Junta

El segundo Consejo de Gobierno de la era Moreno ratifica los nombramientos de ambos y reduce de 65 a 57 el número de altos cargos en la estructura regional

06.02.2019 | 05:00
Juan Marín y Elías Bendodo durante la intervención de ambos ayer, tras el Consejo de Gobierno.

Juan Ramón Carmona ocupa el escaño que deja la secretaria general del PP de Málaga.

Una llamada a la oficina del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, a las 10.30 horas de la mañana, y una conversación a cuatro ojos mas tarde. Así se convirtió Elías Bendodo en el nuevo portavoz del Gobierno andaluz, según relató él mismo pocas horas después, al estrenarse en el cargo para dar cuenta del segundo Consejo de Gobierno ante los medios de comunicación. Una cita que estrenó las instalaciones de San Telmo, después de que la primera reunión del Gabinete de Moreno se trasladara a Antequera. El presidente de la Junta de Andalucía estaba teniendo dificultades para dar con un portavoz. No es habitual que los gobiernos echen a andar sin una cara visible que les represente, como ha sido el caso en esta ocasión. Finalmente, Moreno ha recurrido a su consejero de Presidencia y persona de máxima confianza. Si ya se había perfilado como el hombre fuerte de Moreno, Bendodo sigue ganando notoriedad en la Junta. El cargo de portavoz le otorgará una visibilidad de la que carecía hasta el momento. Si bien es cierto que la Consejería de Presidencia es de suma importancia para la acción de gobierno, carece de exposición mediática si se compara con otras. Una visibilidad que ahora sí tiene garantizada el malagueño. «Esto grita a los cuatro vientos que Bendodo quiere más», asegura una fuente del PP de Málaga a este periódico. Si Bendodo se va haciendo fuerte en Sevilla, Patricia Navarro, parlamentaria y secretaria general del PP, emprende el camino de vuelta a Málaga. Ayer se confirmó también su nombramiento como delegada del Gobierno de la Junta en Málaga, tal y como se ha venido informando estos días. El escaño que deja será ocupado por el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Antequera, Juan Ramón Carmona.

Bendodo compareció ayer junto al vicepresidente de la Junta, Juan Marín, que fue el encargado de hacer oficial su designación como portavoz. A partir de ahí, ambos se turnaron a la hora de dar cuenta del segundo Consejo de Gobierno. Una tarea que recaerá, a partir de ahora, de manera exclusiva en Bendodo. El Consejo de Gobierno acordó, entre otros puntos, la poda de la estructura territorial de la Junta. Según detalló Bendodo, se acordó una reducción superior al 12% de los altos cargos, repartida entre las ocho provincias, y pasando de 65 a 57. «Un ahorro de 500.000 euros», vaticinó el flamante portavoz. El Gobierno bipartito quiere hacer bandera de reducir la telaraña institucional y ayer dio buena prueba de que esta reivindicación será una constante en los primeros compases del Gobierno. La reducción de la estructura territorial obedece, según Bendodo, al objetivo de «hacerla más eficiente y operativa».

El nuevo organigrama, presentado ayer, lo integran los ocho delegados del Gobierno y un subdelegado en el Campo de Gibraltar, más seis delegados territoriales por provincia. Eso significa que habrá un delegado menos de lo que había en cada una de ellas en la anterior legislatura socialista. Los nombramientos de los delegados vendrán en las próximas semanas. Bendodo utilizó la palabra «progresivamente» para anticipar un goteo continuo de nombramientos. Cada Consejo de Gobierno llevará asuntos de personal entre los puntos que conforman el orden del día.

No obstante, este martes se acordaron en torno a 20 nombramientos de secretarios y directores generales de diferentes consejerías. En su mayoría, caras poco conocidas para el gran público, al tratarse, en su mayoría, de perfiles técnicos y no de impronta política. Entre ellos, varios malagueños. La más conocida entre ellos es la magistrada María José Torres, que ocupó el número dos en la lista de Ciudadanos por Málaga. Será la nueva secretaria general de Justicia. Un nombramiento que le obliga a dejar su escaño, lo que ha abierto la puerta al Parlamento a Javier Pareja de Vega, al correr la lista. Pareja de Vega ocupaba el número cinco. El nuevo secretario general de Deportes es el malagueño José María Arrabal. Fue jefe de marketing del Málaga CF y ocupó la misma función, con anterioridad, en el Real Madrid. El nuevo director general de Movilidad es el malagueño Mario Muñoz-Atanet. El gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS) es Miguel Moreno Verdugo. Otro malagueño, con experiencia acumulada en los hospitales Regional y Virgen de la Victoria de Málaga.

Más allá de los nombramientos, Bendodo y Marín aprovecharon la rueda de prensa conjunta de ayer para mostrar buena sintonía entre ambos partidos y dejar claro que ejercen como un solo Gobierno. Además, Marín dejó patente que rehuye los sectarismos. Puso como ejemplo el nombramiento de Manuel Muñoz como secretario general de Turismo. Muñoz ya ocupó cargos de responsabilidad con el Ejecutivo socialista en Turismo Andaluz. «No sé si es militante o no del PSOE, ni lo que vota. He buscado la eficiencia y la eficacia, lo que es mejor para el turismo andaluz», apostilló al respecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp