19 de febrero de 2019
19.02.2019
Sucesos

Buscan al piloto de un autogiro que explotó en Iznájar, que despegó de Antequera

El aparato, un autogiro biplaza, chocó con unos cables de alta tensión, según algunos testigos presenciales

19.02.2019 | 18:41
Submarinistas de la Guardia Civil buscan en el pantano de Iznájar a un hombre, de unos 50 años, que pilotaba un autogiro que esta mañana ha caído al agua al chocar con unos cables de alta tensión, que han provocado una explosión en el aparato.
Pablo Benthem En 2014 recorriste con dos amigos y el apoyo logístico de Gloria, tu mujer, la costa atlántica en una aventura inédita, peligrosa y envidiable. Salisteis de Córdoba y vuestra meta era Johannesburgo. Aterrizaste en carreteras en medio del desierto, superasteis detenciones ya que fuisteis confundidos en Burkina Faso con terroristas, uno de los tres aparatos tuvo que abandonarse debido a un problema con una de las ruedas€ Faltarían horas para narrar aquella aventura. Al tiempo coincidimos en Moclinejo y, viendo el material fotográfico que tenías de la aventura, decidimos montar una exposición en la sala municipal de Moclinejo. Un éxito. Viajé contigo en un aparato como el que el martes provocó tu accidente en el pantano de Iznájar, y aquella vez rodeamos la Peña de los Enamorados de Antequera. Yo dejé sin latidos mi corazón y con varios nudos en el estómago. Eras arriesgado, ya que en eso consistía tu profesión y te has marchado volando, como te ha gustado vivir. Organizaste varias veces en el Aeródromo de Antequera, tu cuartel particular, reuniones de amantes de autogiros. Luchaste por tu pasión. Ofrecías siempre muchas más opciones en el vuelo de esa libélula con motor que las que se les daba. "El autogiro, decías, no es para realizar bautismos aéreos; es un aparato de vuelo rápido, económico, de vigilancia, auxilio€". Estos debates acompañaban los almuerzos de algunos miércoles en la plaza de Moclinejo. Siempre había ideas; la próxima, un nuevo encuentro de autogiros de carácter nacional. Será, probablemente, un homenaje a tu profesión y a ti mismo. Querían que fueras instructor de vuelo y estabas encantado. Unos cables se han cruzado en tu camino y ahora sigues volando. Cada vez que mire hacia arriba tendré un recuerdo para ti. Lo último que he sabido de ti es que el martes, a las 10.03 minutos, miraste el teléfono y quedó grabado en tu cuenta de whasapp. Justo antes de despegar. Vuela, Pablo. Eduardo Herrero

Submarinistas de la Guardia Civil están buscando en el pantano de Iznájar, en la provincia de Córdoba, a un hombre, de unos 50 años, que pilotaba un autogiro que este martes ha caído al agua al chocar con unos cables de alta tensión, que provocaron una explosión en el aparato. El piloto es Pablo Benthem, que salió esta mañana de un aeródromo de Antequera, madrileño residente en Moclinejo, es un experto en el manejo de los autogiros. No en vano, en 2015 este periódico le dedicó un reportaje con motivo de su aventura africana junto a Francis Giménez y Nacho Yuste, en la que recorrieron más de 14.000 kilómetros entre Málaga y Johannesburgo. Fuentes cercanas al piloto aseguran que Antequera era su "cuartel particular". Estaba casado y con una hija, Pablo Benthem era instructor de parapente y paramotor, también buceador deportivo con más de 200 inmersiones.

En declaraciones a los periodistas, el capitán de la Guardia Civil Antronio Quijano ha señalado que el aparato siniestrado, que en un principio los testigos identificaron como un helicóptero, es un "autogiro biplaza" que estaba al parecer ocupado por una persona. La Guardia Civil de Córdoba ha informado que los equipos de rescate han dado por finalizadas sobre las 19,30 horas de este martes, reanudándose a primera hora del miércoles.

La principal hipótesis indica que el piloto no ha visto los cables de alta tensión que se encontraban junto a un puente y que ha caído al agua debido a "una explosión". La Guardia Civil ha movilizado medios aéreos y acuáticos que están reconociendo la zona y estudiando la forma de intentar localizar el autogiro y reflotarlo cuanto antes, ha afirmado Quijano.

Ha añadido que en la zona del accidente, el pantano tiene una profundidad de unos 60 metros, por lo que se ha sumado al dispositivo de rescate un equipo de submarinistas procedentes de Granada.

El capitán ha señalado que el autogiro "no tiene muchas limitaciones" para volar y podía hacerlo en la zona del pantano y ha confirmado que el aparato .

Por su parte, el director general de Emergencias y Protección Civil de la Junta de Andalucía, Agustín Muñoz, ha explicado que sobre las 11.20 horas se recibieron varias llamadas en el centro regional de emergencias 112 y se inició el protocolo con el aviso a la Policía Local y a los bomberos de la zona.

La Guardia Civil asumió el mando de la operación de rescate y se activó el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA).

Finalmente, Muñoz ha destacado la "colaboración" entre todas las administraciones que participan en el rescate y ha resaltado que se está "haciendo todo lo posible" para localizar al piloto "cuanto antes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook