28 de febrero de 2019
28.02.2019
28F

Marta Bosquet pide unidad frente a la violencia machista

"Los hombres no son el enemigo. El objetivo no es una lucha de géneros, es la igualdad", ha expresado la presidenta del Parlamento en su discurso institucional por el Día de Andalucía

28.02.2019 | 14:22
Marta Bosquet, este jueves en el Parlamento andaluz.

La presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet (Cs), ha reclamado este jueves 28 de febrero, Día de Andalucía, unidad para hacer frente a la lacra de la violencia machista y ha considerado que el feminismo ha hecho avanzar a la sociedad y que para seguir avanzando "tiene que contar con todos, hombres y mujeres, porque la igualdad es una tarea en la que debemos implicarnos todos". Ha señalado que el feminismo no debe ser exclusivo "de una ideologíao de una opción política".

"Los hombres no son el enemigo. El objetivo no es una lucha de géneros, es la igualdad", ha expresado Marta Bosquet en su discurso ante el tradicional Pleno institucional celebrado en el Parlamento con motivo del 28F.

Ha abogado por recuperar, de manera urgente, la confianza en la política y por defender la utilidad de la democracia para construir desde la pluralidad y el respeto. Ha añadido que la alternancia política que se produjo en Andalucía tras las elecciones autonómicas del 2 de diciembre ha sido "un paso más en la consolidación de un sistema democrático maduro, que debe afrontar connormalidad la sucesión de equipos fruto de la confianza de los ciudadanos".

En relación con el asunto de la violencia de género y la igualdad, ha querido dejar claro que la lacra de la violencia machista hay que superarla "todos unidos": "Si no lo afrontamos juntos, no podremos dejar atrás esta terrible realidad". En su opinión, "la base para superar de una vez esta infamia es mejorar la prevención, la detección y el apoyo a las víctimas". "No hacerlo mientras sigan muriendo mujeres es una irresponsabilidad", según la presidenta del Parlamento, para quien es fundamental la educación en igualdad.

A su juicio, todavía queda mucho para alcanzar una igualdad real de oportunidades, porque sigue existiendo brecha salarial, techos de cristal que impiden a las mujeres alcanzar puestos de responsabilidad en muchos ámbitos y carreras laborales truncadas por la imposibilidad de conciliar y por la falta de corresponsabilidad en el hogar.

Ha señalado que mientras siga habiendo discriminación hacia las mujeres, mientras se las relegue a una situación de inferioridad en diferentes espacios de la vida, será necesario levantar lavoz, denunciar las injusticias y seguir reivindicando la igualdad desde la libertad.

Para Marta Bosquet, "el feminismo ha hecho avanzar a la sociedad, y para seguir avanzando tiene que contar con todos, hombres y mujeres, porque la igualdad es una tarea en la que debemos implicarnos todos.Los hombres no son el enemigo. El objetivo no es una lucha de géneros; es la igualdad. Y los hombres son necesarios".

"No podemos ni debemos excluirlos en el progreso hacia una igualdad real", según la presidenta de la Cámara. Ha advertido de que quien entienda "el feminismo como algo exclusivo de una ideología o de una opción política, quien lo use para la confrontación y como arma en cuestiones que nada tienen que ver con la igualdad de la mujer o quién lo intente patrimonizalizar, apropiándose de la voz de las mujeres, haciendo de la lucha por la igualdad algo excluyente, lo que estará es poniendo barreras, y flaco favor le hace al feminismo, a su capacidad para cambiar la sociedad, y a las propias mujeres".

A su juicio, la voz de las mujeres la tienen las mujeres: libres, diversas, plurales, autónomas, heterogéneas, y la lucha por la igualdad es tarea de todos, mujeres y hombres. Avancemos juntos".

De otro lado, Marta Bosquet ha señalado que estamos en un momento de cambios en todas las esferas políticas, desde lo local hasta lo global, exigencias que requieren de soluciones a diferentes desafíos y ha añadido que la nueva realidad no puede ser "a costa de lo construido".

"Los retos no pueden llevarse por delante los pilares de nuestro sistema democrático. Los servidores públicos somos los primeros responsables en parar una escalada de desgaste y confrontación que está ocultando el trabajo de diálogo y acuerdos que caracteriza, y debe caracterizar, a la democracia", según ha expresado Bosquet.

En su opinión, cuando los ciudadanos presencian más el enfrentamiento que la utilidad de sus representantes, dejan de confiar en algo tan valioso como nuestras instituciones, garantía de sus derechos.

Para Bosquet, si en una deriva de discordia constante "desprestigiamos los mecanismos de control y fomentamos la desafección, entra en peligro la arquitectura que ha costado décadas construir, y es la arquitectura de la libertad".

Por ello, ha recalcado que es "urgente recuperar la confianza en la política y defender la utilidad de la democracia para construir desde la pluralidad y el respeto": "Es una tarea que nos concierne a todos. Las otras opciones, como ha demostrado la historia, no son ni mejores ni nuevas".

Se ha referido también a las pasadas elecciones andaluzas del 2 de diciembre, que supusieron "la alternancia política por primera vez en el gobierno de nuestra comunidad". "Esta situación es un paso más en la consolidación de un sistema democrático maduro, que debe afrontar con normalidad la sucesión de equipos fruto de la confianza de los ciudadanos".

Para Bosquet, los andaluces nos reconocemos como andaluces desde el proyecto común de convivencia que es España. Ha defendido que hemos construido y desarrollado nuestra autonomía "sobre la arquitectura constitucional de nuestro país, que reconoce la diversidad y defiende la solidaridad de sus nacionalidades y regiones".

Según ha indicado, han sido cuatro décadas de colaboración, estabilidad y progreso sobre la base de la unidad y respetando la diversidad de nuestro país, y con la solidaridad como elemento indispensable para el progreso de todos.

Tras indicar que los avances son innegables y que el desarrollo de la España actual no se entendería sin las autonomías, ha manifestado que asistimos a una "pretensión de separatismo que se nutre de una forma insolidaria de entender nuestra convivencia" y que ha usado en ocasiones la vocación de esfuerzo común, de cooperación y la solidaridad como elementos de resentimiento y división.

Ha recordado que hace 40 años, los andaluces no se pusieron de perfil y defendieron la igualdad frente a la insolidaridad, porque sabían que lo contrario no solo era injusto, sino que nos abocaba a más décadas de atraso.

"Algunos quieren ahora boicotear esta convivencia construida entre todos, con el trabajo y el esfuerzo de millones de andaluces, para tener privilegios o para romper el espacio común de derechos y libertades que nos hemos dado", ha alertado.

Se ha mostrado convencida de que, ante eso, Andalucía "levantará la voz y seguirá defendiendo lo que es de justicia: que novamos a permitir privilegios a costa de la igualdad. No lo consentimos hace 40 años y no lo vamos a consentir ahora".

Para Bosquet, en estos casi 40 años con las herramientas del autogobierno, los avances han sido incontables, pero también se han originado importantes "lastres para un desarrollo pleno y la convergencia de Andalucía con el resto de regiones".

"Si Andalucía es joven y creativa, no se puede acomodar en el conformismo. Si Andalucía es abierta, su administración no puede llegar a estar encerrada en sí misma. Si Andalucía es una tierra de luz, sus instituciones y la gestión del dinero público no pueden caer en la opacidad", ha expresado.

Ha recalcado que Andalucía tiene que seguir avanzando y dar respuesta a los retos de su pueblo, algo que debe hacer "guiada por los principios que impulsaron nuestro autogobierno: libertad, igualdad, solidaridad y autonomía".

Durante su discurso, Bosquet ha mostrado su preocupación por las "cifras angustiosas" de paro que existen en la comunidad y que obligan a muchos jóvenes a irse fuera para buscar trabajo. "Hay que seguir trabajando para que estas situaciones pasen definitivamente a ser parte de nuestro pasado", ha apuntado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook