05 de marzo de 2019
05.03.2019
Sanidad

La Junta denuncia que el PSOE ocultó 500.000 pacientes de la lista de espera

El nuevo Ejecutivo de la Junta señala a los socialistas - El portavoz de la Junta, Elías Bendodo, califica el hecho de "escándalo"

05.03.2019 | 16:57
Los consejeros Elías Bendodo y Jesús Aguirre en rueda de prensa

El Gobierno andaluz de PP y Cs ha denunciado el "maquillaje" de listas de espera sanitarias del anterior ejecutivo socialista, ya que ha desvelado que hay 843.000 personas pendientes de intervención quirúrgica o de consulta especializada, de las que medio millón no se contabilizaban en los datos oficiales.

El portavoz del Ejecutivo, Elías Bendodo, ha calificado de "escándalo" y de "gran engaño" por parte de los gobierno socialistas las cifras que se facilitaban, ya que no se incluían varios parámetros a la hora de contabilizar las listas, que ha conllevado que "afloren" 506.408 pacientes en espera, lo que supondría el 60 por ciento del total.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha dicho que las listas de espera se contabilizaban "de forma sesgada" y ha anunciado un plan de choque presentado este martes en la reunión del Consejo de Gobierno, que estará dotado de 25 millones y se centrará prioritariamente en los pacientes en espera quirúrgica.

Para ello, se cubrirán las plantillas sanitarias al cien por cien, con los quirófanos "a tope", si es necesario también los fines de semana; se añadirán jornadas laborales voluntarias de 5 horas extra para el personal que trabaja por la mañana, con un incentivo económico; se crearán equipos volantes que se podrán mover de centro; y se prevé derivar a otros pacientes a centros concertados.

Según Aguirre, los datos que los gobiernos del PSOE contaban no incluían -en la espera quirúrgica- ni a los pacientes con procedimientos no garantizados, ni a los que estaban en hospitales de Cádiz ni a los que eran derivados a centros concertados.

Además, en consultas de especialistas no se incluía a quienes habían solicitado la primera consulta sin cita, ni las solicitudes "interconsultas", ni las especialidades no garantizadas.

En lista de espera quirúrgica no serían 71.868 pacientes sino 158.015; con una demora media de 208 días, en lugar de 74; y con 30.348 pacientes fuera de plazo en lugar de 6.475.

En espera de consulta hay 685.523 pacientes en lugar de 222.962; con una demora media de 176 días en lugar de 53; y con 305.734 que llevan esperando más de sesenta días.

Aguirre ha acusado al anterior gobierno de guardar "en un cajón" a pacientes, "alterando" y "maquillando" listas de espera, con medio millón de personas que han "aflorado" al "levantar las alfombras".

El Gobierno andaluz seguirá investigando lo ocurrido con las listas de espera y si detecta cualquier irregularidad "mayor" irá a los tribunales, ha explicado Bendodo.

El plan de choque que se pondrá en marcha, para el que Hacienda deberá destinar 25,5 millones, se centrará en los 30.348 pacientes de las listas de espera quirúrgicas que están fuera de fecha, con un plazo de un año y prioridad en una decena de centros.

Las especialidades prioritarias serán Traumatología, Oftalmología, Cirugía General y Urología, y los diez centros de atención especial porque concentran el 75 % de pacientes serán: Virgen del Rocío y Macarena en Sevilla; Virgen de las Nieves y San Cecilio en Granada; Torrecárdenas, Inmaculada y Poniente en Almería; Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena en Huelva; y Hospital de Jaén.

Se prevén 2,7 millones para cubrir las plantillas al cien por cien; 2,3 millones para las horas extra por las tardes; 15,5 millones para centros concertados; y 4,8 millones para los equipos volantes.

Los conciertos se llevarán a cabo si la plantilla pública no tiene toda la "capacidad de absorción" de estas listas, ha indicado Aguirre, quien ha recordado que es algo que se ha hecho siempre.

A estas listas habría que añadir la de medios diagnósticos, pero las cifras son muy complicadas por dificultades a la hora de fijar el inicio de la demora, la falta de registro de procedimientos o la gran variabilidad entre procedimientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook