07 de marzo de 2019
07.03.2019
Sanidad

Los contratos del SAS tendrán una duración mínima de seis meses

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, afirma que se reduce la temporalidad, beneficiando a 5.700 trabajadores eventuales, el 75% de ellos mujeres

07.03.2019 | 15:56
Juanma Moreno en el Parlamento hoy.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado hoy en el Pleno del Parlamento que, "a partir de ahora, los contratos que se realicen en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) tendrán una duración mínima de seis meses para dar estabilidad laboral al conjunto de profesionales sanitarios", y ha señalado que de esa medida se van a beneficiar "5.700 trabajadores eventuales no estructurales", de los que "el 75% son mujeres, para que tengan contratos estables y duraderos".

Así lo ha avanzado Moreno en respuesta a una pregunta centrada en la sanidad que en la sesión de control al Gobierno le ha formulado el portavoz parlamentario del PP-A, José Antonio Nieto, y durante la que el presidente de la Junta ha aprovechado para pedir al PSOE-A "autocrítica" sobre su gestión de la sanidad andaluza mientras gobernaba en Andalucía.

Moreno ha defendido que la iniciativa de dichos contratos de seis meses como mínimo pretende "dar estabilidad y continuidad a los profesionales y seguridad a los pacientes", y en materia sanitaria ha abogado además por "despolitizar la gestión" y por "impulsar un plan de estabilización de los profesionales que establecerá unas condiciones dignas", de forma que "nadie se va a tener que ir" a otra comunidad autónoma por tener unas condiciones de trabajo "precarias" en Andalucía, según ha proclamado. Una medida que ya adelantó hace unos días el delegado provincial de Salud, Carlos Bautista, como una de las propuestas para hacer más atractivo trabajar en la sanidad andaluza y con la que quieren atraer de cara al verano a 300 médicos de familia y pediatras para la Atención Primaria de la región.

En esa línea, ha criticado que, con el anterior Gobierno socialista, "cada día se firmaban 18 contratos de menos de un mes de duración", e incluso se rubricaban "contratos para un día" entre médicos y profesionales, "contratos de 24 horas en el sistema de salud gestionado por el PSOE", según ha afeado Moreno, quien ha advertido de que "son muchas las cosas que pueden ir aflorando en las próximas semanas".

Ha considerado, en un mensaje dirigido especialmente al PSOE-A, que "la noble tarea de oposición requiere de un toque de autocrítica y de asumir que algunas cosas que pensaban que se hacían bien no se hacían bien", y ha recalcado que durante los cuatro años en los que él tuvo "el inmenso honor de liderar la oposición" en Andalucía trasladó a la entonces presidenta de la Junta, Susana Díaz, "en numerosas ocasiones, por escrito y de forma verbal, la propuesta de alcanzar un gran pacto por la sanidad" en la comunidad.

Se trataba de que en dicho pacto se estableciera un "diálogo sincero sobre la situación de la sanidad y las recetas para resolver los grandes problemas" en esta materia, porque, según ha abundado Moreno, simplemente "había que estar en la sociedad para darse cuenta de que si decenas de miles de personas salen a la calle es que algo está pasando, o si decenas de miles de profesionales hacen críticas y propuestas es que algo no funciona".

"Cuando asociaciones de pacientes critican duramente la gestión del anterior Gobierno es que hay un grave problema en el modelo de gestión de la sanidad pública", según ha insistido el presidente de la Junta, que ha agregado que "lo menos que pueden hacer" los socialistas "es reconocerlo, hacer autocrítica, decir que no lo hicieron bien pero que están dispuestos a enmendar el error".

Mano tendida al diálogo


Ha criticado "esa situación de enrocarse en no reconocer ni siquiera los datos oficiales como hacían algunos países como Grecia" antes de su rescate económico, y ha aseverado que eso "no ayuda al papel de la oposición que debe hacer un grupo político histórico como es el PSOE", a quien ha insistido en recomendar "sosiego, serenidad y una pizquita de autocrítica".

Finalmente, Moreno ha remarcado que "la mano está tendida al principal grupo de la oposición y al resto de fuerzas para dialogar y acordar", y que están "dispuestos a practicar el diálogo hasta la extenuación", y ha indicado además que el 'Gobierno del cambio' pretende "que los pacientes participen de forma activa" en el modelo sanitario.

Por su parte, el portavoz parlamentario del PP-A, José Antonio Nieto, ha valorado en su intervención que se han adoptado ya por parte del Gobierno de Moreno "medidas urgentes" y se han iniciado "reformas de calado que pretenden consolidar una mejora en el futuro", y que han recibido "el aplauso unánime de la sociedad andaluza, de colectivos, profesionales y medios de comunicación", pero también "insultos, descalificaciones, demagogia", por parte del grupo, en alusión al PSOE-A, que "se conformó con las palabras en lugar de la gestión".

Nieto ha tachado de "lamentable" una intervención previa en la sesión de control al Gobierno protagonizada por el diputado socialista Jesús María Ruiz, a quien ha instado a pedirle que la "vea" repetida y, "si no pide disculpas", ha instado al PSOE-A a que "le dé otra responsabilidad" a dicho parlamentario, porque entonces "no puede estar ocupándose de algo tan sensible como la sanidad".

Esta alusión a Ruiz ha motivado un rifirrafe en el Pleno, ya que desde la bancada socialista han pedido la palabra tanto el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, como el propio Ruiz, alegando que tenían derecho a intervenir por alusiones. Sin embargo, la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, no les ha concedido la palabra, entre protestas de los diputados socialistas.

Posteriormente, ha seguido la tensión en el Pleno cuando, tras la pregunta que ha formulado la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, a Moreno, sobre trabajadores de unidades de violencia de género, ha querido intervenir el portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández, si bien tampoco Bosquet le ha concedido la palabra.

En todo caso, Nieto ha defendido la intervención del consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno del pasado martes, y ha apuntado que "los andaluces" pueden sentirse "orgullosos" de oír a "una buena persona" hablando "con acento andaluz y en términos que entendemos todos".

Además, el portavoz del PP-A ha abogado por "un gran pacto por la salud, que privilegie y potencie al paciente", así como que sitúe a los profesionales como "únicos responsables", y ha demandado "un cambio radical en la manera de gestionar los recursos".

En esa línea, Nieto ha pedido al presidente de la Junta que "siga impulsando" ese "necesario" pacto, y ha preguntado a los demás grupos si "de verdad queremos seguir jugando con la salud de los andaluces" o si "vale la pena un voto a costa de que se deteriore la salud de andaluces", y ha aseverado que "jamás, nunca más, se puede dar una mentira como respuesta a los problemas de un paciente andaluz, ni para falsear listas de espera".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp