21 de marzo de 2019
21.03.2019
Parlamento andaluz

Moreno anuncia que se presentará una Ley de Concordia

Vox llama "buscadores de huesos" y "estrategas del revanchismo" a los defensores de la memoria histórica

21.03.2019 | 16:06
El portavoz del grupo popular, José Antonio Nieto (c), en su intervención en la sesión de control al Ejecutivo hoy en el Parlamento de Andalucía en Sevilla.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP-A), ha anunciado este jueves que su Gobierno presentará en el Parlamento una Ley de Concordia, en la que todos los andaluces "se sientan representados" y que "mejorará" la Ley de Memoria Histórica y Democrática vigente actualmente.

Así se ha pronunciado Moreno ante el Pleno del Parlamento durante su debate con la presidenta del Grupo Parlamentario Socialista, Susana Díaz, quien le ha advertido de que es presidente de la Junta gracias al apoyo de un partido de "extrema derecha" como Vox que "hoy nos ha llamado buscahuesos (durante el debate sobre Memoria Histórica), que no condena el holocausto nazi, que no quiere que busquemos a las víctimas de la Guerra Civil y que defiende el machismo más rancio".

Moreno ha anunciado que la futura Ley de Concordia mejorará la actual Ley de Memoria, que fue aprobada, según ha señalado, sin que el PSOE-A aceptara ninguna de las 70 enmiendas planteadas por los grupos de la oposición. "Queremos hacer una ley de Concordia donde todos los andaluces nos sintamos representados", ha dicho.

Por su parte, Díaz ha preguntado a Moreno que si no le gustaba la actual Ley de Memoria Histórica, por qué no votó en contra de ella, en lugar de abstenerse, como hizo el PP-A.

"Buscadores de huesos"

El diputado de Vox Benito Morillo Alejo ha llamado "buscadores de huesos" y "estrategas del revanchismo" a los defensores de la memoria histórica en un encendido debate en el Pleno del Parlamento andaluz, en el que el PSOE-A ha defendido una moción en esta materia.

Durante su intervención, Morillo ha recomendado a "aquellos buscadores de huesos" que cavaran también en los alrededores del cementerio de Mancha Real (Jaén), en el desierto de Tabernas (Almería), en los terrenos de la antigua prisión provincial de Málaga, en Antequera, en Cañete de las Torres y en muchos otros sitios, "lugares donde fueron asesinados y enterrados cientos de españoles a manos de las milicias del frente popular". Ha dicho que "el sectarismo de la izquierda, cuyo germen fecundó en la sociedad de los años 30 pariendo aquella monstruosa guerra, vuelve a intentar casi un siglo después una nueva inseminación en una sociedad que vive afortunadamente de espaldas a aquella trágica experiencia de nuestro pasado reciente".

Para el diputado de Vox, "se quiere de nuevo remover los cimientos del pasado con la pretensión, afirman los estrategas del revanchismo, de mejorar la convivencia entre españoles". "Así quieren honrar a quienes se esforzaron por conseguir un régimen democrático en España y a los que lucharon contra la Dictadura en defensa de libertades y los derechos fundamentales de los que hoy disfrutamos", ha añadido.

Si bien, se ha preguntado si "entre estos esforzados se incluyen a los grupos anarquista de las patrullas del Amanecer o los socialistas de la Revolución de Octubre, o los maquis que durante los años de la posguerra secuestraron, asesinaron en cortijos, aldeas y pueblos de la España más profunda".

Para Morillo, "una ley política no el mejor método para hacer las cuentas con la historia; el deseo de controlar no solo el presente sino también el pasado es una característica común de las dictaduras, que actúan a través de la propaganda falsa, de la distorsión de la idea y de la supresión de los hechos".

En este momento de la intervención del diputado de Vox, la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, ha llamado al orden al portavoz del Grupo Socialista, Mario Jiménez, y ha pedido "calma y respeto" a la bancada socialista, que estaba recriminando sus palabras al parlamentario de la formación liderada por Santiago Abascal. Asimismo, el portavoz de Adelante Andalucía, Antonio Maíllo, aseguraba que los diputados de Vox "nos están insultando".

Bosquet, que insistía en pedir calma, añadía que "cada uno defiende sus postura pero esta es la casa de la palabra, cada uno dice lo que quiere". "Pido respeto y que no se hagan alusiones personales a nadie, que cada uno defienda su postura desde su ideología", ha afirmado la presidenta del Parlamento, cuya intervención ha provocado los aplausos de Vox, con sus diputados puestos en pie.

Tras esta interrupción, ha continuado el parlamentario de Vox, quien ha añadido que "las ideas se combaten con ideas y la verdad de la historia no se obtiene con leyes sobre la memoria orientadas de forma partidista para reinterpretar el pasado". A su juicio, supone "un grave error regular por ley la historia porque se corre el riesgo de utilizarla al servicio de la propaganda ideológica".

Por su parte, el diputado del PP-A Adolfo Molina ha trasladado al PSOE-A que la consejera de Cultura ha sido "muy clara" al afirmar que el Gobierno va a cumplir con la ley en "todos los términos" mientras la misma esté en vigor. Ha denunciado que el PSOE-A "nunca quiso el consenso" en relación con la Ley de Memoria. Ha defendido la "legitimidad" del Gobierno para presentar en el Parlamento una Ley de Concordia, algo que se va "a hacer" y ha instado a Vox a poner "día y hora" para hablar sobre ella.

La parlamentaria de Ciudadanos (Cs) Carmen Martínez ha criticado que el PSOE-A exija al Gobierno en su moción que cumpla en mes y medio una serie de medidas que el anterior Ejecutivo socialista no fue capaz de cumplir en dos años y que sólo busca el "enfrentamiento", la "crispación" y la "politización" de la Ley de Memoria.

La diputada de Adelante Andalucía Ana Naranjo ha manifestado que la derecha de España "no ha querido desvincularse del franquismo", y ha expresado que esto no es una cuestión de "bandos", sino que se trata de "defender valores democráticos o valores totalitarios". Ha indicado que PP-A y Cs asumen "los postulados" de la "ultraderecha" al depender de los votos de Vox para seguir en el Gobierno andaluz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook