02 de mayo de 2019
02.05.2019
Política

Convalidada la rebaja fiscal en Andalucía

Los votos de PP, Ciudadanos y Vox sacan adelante las medidas aprobadas a inicios de abril de bonificar el Impuesto de Sucesiones, rebajar el tramo autonómico del IRPF y el impuesto de transmisiones patrimoniales

02.05.2019 | 19:36
Una imagen del pleno del Parlamento andaluz, celebrado este jueves.

El pleno del Parlamento andaluz ha convalidado este jueves el decreto ley de medidas de rebaja fiscal con el apoyo del PP, Ciudadanos y Vox, mientras que se han opuesto el PSOE y Adelante Andalucía, que a su vez han pedido su tramitación como proyecto de ley, pero ha sido rechazado.

El consejero Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, ha garantizado que el Gobierno andaluz del PP y Ciudadanos "demostrará que es posible bajar impuestos y reforzar las políticas de sanidad, dependencia y educación" y ha asegurado que "dejar en manos de las familias más recursos impulsa la economía y el empleo".

Ha defendido este modelo frente al "infierno fiscal" que aplicó el PSOE durante sus 37 años de gobierno en Andalucía y que "no ha servido" para impulsar la convergencia con España, con un PIB per capita un 26 % inferior, ni para reducir el desempleo, con una tasa del 21 %, seis puntos más que la media, entre otros indicadores.

Además, la "elevada" fiscalidad en Andalucía ha creado "agravios a los emprendedores, pensionistas, autónomos y trabajadores, que pagan más impuestos que el resto de los españoles solo por vivir en esta región", ha lamentado el consejero de Hacienda.

Ha insistido en que la rebaja de impuestos es una "palanca para la generación de empleo" y, de hecho, solo con su anuncio se han creado más de 15.000 empleos en el primer trimestre de este año, según los datos de la Encuesta de Población Activa, ha alegado.

El decreto, aprobado el 9 de abril por el Consejo de Gobierno y que está ya en vigor, recoge la bonificación al 99 % del impuesto de Sucesiones y Donaciones para cónyuges y familiares directos, la rebaja progresiva del tramo autonómico del IRPF entre medio y tres puntos porcentuales para equiparar la cuota autonómica a la estatal y la reducción del impuesto de transmisiones patrimoniales para familias numerosas y el de actos jurídicos documentados.

El diputado socialista Antonio Ramírez de Arellano ha rechazado la rebaja fiscal a "las rentas más elevadas y a las herencias y donaciones más altas" frente a la que promovieron los socialistas que "benefició a las clases medias", y le ha advertido de que esto provocará un aumento de la desigualdad social.

A su juicio, es una medida electoralista y ha recordado que el expresidente Mariano Rajoy "fue el campeón de la subida de impuestos en España mientras que el PSOE los bajó", al tiempo de que ha avisado al Gobierno de que con la fórmula de decreto ley se arriesgan a un recurso "poniendo en juego la seguridad" fiscal.

En representación de Adelante Andalucía José Luis Cano se ha quejado de que estas medidas harán un "agujero a las cuentas de 310 millones, que sumado a los recortes de impuestos del PSOE se elevan a 630 millones en ocho años" y ha reprochado al consejero su "temeridad e insensatez por presentar los impuestos como una carga".

"No son bajadas de impuestos sino recortes para el próximo presupuesto", ha augurado Cano, quien ha dicho a la Junta que "debería darle vergüenza bajar los impuestos a los que más tienen".

La diputada de Vox Ángela Mulas ha expresado su apoyo a este decreto porque contiene una reducción de impuestos, aunque, en su opinión, es "ridícula" y responde a un "márketing electoral", por lo que ha instado al Gobierno a hacer una reforma de calado con medidas "serias y drásticas" y que "no tomen el pelo a los andaluces".

"Sean valientes y traigan una reducción drástica o es qué tienen miedo a que los andaluces dispongan del dinero de su trabajo", les ha inquirido la representante de Vox, quien ha defendido reducir el gasto de una "administración gigantesca".

Carlos Hernández, portavoz de Ciudadanos, ha replicado que es una "rebaja fiscal razonable y no un agujero" y ha asegurado que la reforma es "justa, adecuada, elimina agravios y mejora la imagen de la comunidad para atraer inversiones".

"La excesiva presión fiscal no ha ayudado a mejorar la calidad de vida de los andaluces y ha llegado a ser confiscatoria", ha incidido.

La diputada del PP Loles López ha defendido esta reforma porque se "va a dejar en el bolsillo de las familias andaluzas 235 millones" "mientras Pedro Sánchez subirá los impuestos en España en 26.000 millones en esta legislatura".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp