22 de mayo de 2019
22.05.2019
Narcotráfico

Desmantelado un grupo de narcos con estructura en Málaga y otras cuatro provincias andaluzas

La Guardia Civil realiza tres registros en Villanueva del Trabuco y Villanueva de Tapia, donde tenían naves y sociedades relacionadas con la náutica, y actúan en un pequeño astillero localizado en Granada

22.05.2019 | 17:52
Narcolancha localizada en Pilas (Sevilla).

La Guardia Civil ha detenido a veinte personas en la macrooperación que iniciada a primera hora de la madrugada de este miércoles en las provincias de Málaga, Sevilla, Granada Huelva y Cádiz contra una organización dedicada al tráfico de drogas. A los arrestados se les atribuye los delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, contra la seguridad del tráfico, contrabando y tenencia ilícita de armas. Se trata de un duro golpe a la logística del transporte de hachís en Andalucía en el que se han incautado cientos de miles de euros, según fuentes cercanas a la investigación.

La intervención, iniciada a las 5.30 horas de la madrugada con la participación de más de 300 agentes del instituto armado y la colaboración de la Royal Gibraltar Police (RGP), sumó 24 registros, tres de los cuales se produjeron en los municipios malagueños de Villanueva del Trabuco y Villanueva de Tapia. Según ha podido saber La Opinión de Málaga, la organización contaba en estas localidades con naves y empresas relacionadas con la náutica. Los investigadores también han localizado en la provincia de Granada una empresa náutica dedicada a la  reparación de pequeñas embarcaciones. Las fuentes añadieron que este pequeño astillero se había desplazado desde el Campo de Gibraltar para intentar eludir la presión de la Guardia Civil. Entre los arrestados figuran miembros dedicados al arreglo de las narcolanchas y a su puesta en funcionamiento para el traslado de la droga desde Marruecos hasta las costas andaluzas.

La provincia de Sevilla, con once registros en la capital, Pilas, Villamanrique, Bollullos de la Mitación, La Algaba, Isla Mayor, Coria y Umbrete fue la que más actividad policial concentró, seguida por los ocho registros en los municipios gaditanos de Algeciras y Tarifa; Huétor Tajar (Granada) e Isla Cristina (Huelva). Según las fuentes, la presión que la Guardia Civil ejerce en el Campo de Gibraltar obliga a las organizaciones criminales a desplazarse a otras costas y al río Guadalquivir.

En la localidad sevillana de Pilas, los investigadores han encontrado una narcolancha, un hallazgo que confirma la tesis de que la presión sobre estas organizaciones en la zona del Estrecho obliga a sus miembros a alejarse del Campo de Gibraltar tanto para alijar en otros puntos de la costa andaluza como para distribuir buena parte de su logística.
Efe informó ayer que la embarcación fue encontrada en una nave propiedad de un policía jubilado de este municipio. Su sobrina, Inés Giráldez, indicó que estaba alquilada a un hombre de nacionalidad rumana «con un contrato totalmente legal». Se trata de una nave ubicada en el polígono Pilas Sur, donde los agentes han encontrado una narcolancha de tal tamaño que el primer vehículo que enviaron para su transporte fue insuficiente para ello.

Segundo golpe en una semana

Esta operación se produjo apenas una semana después de la que la Guardia Civil desarrolló en Málaga, Cádiz y Granada y que sumaron 24 detenidos, la mayoría de ellos en la Costa del Sol occidental. Tal y como publicó entonces este diario, los investigadores protagonizaron cerca de una treintena de registros en Estepona, Marbella y Manilva, La Línea de la Concepción, San Roque, Pinos Puente y Fuente Vaqueros, estos dos últimos de la provincia de Granada, donde un guardia civil fue arrestado por su presunta vinculación a la trama. Pese a que el líder del grupo residía en Manilva, la red operaba desde el Campo e Gibraltar, donde llegaba vía marítima la droga para posteriormente ser custodiada en las guarderías antes de distribuirla.

La investigación de la Guardia Civil apunta a que parte de esa droga era distribuida hacia Europa por ciudadanos extranjeros transportada en doble fondos practicados a camiones. En la intervención realizada el miércoles intervinieron más de 200 agentes de diferentes grupos y comandancias. Esta intervención, la segunda fase de la operación Balbi, se inició el pasado mes de agosto y acumula casi 60 detenidos además de la incautación de varias toneladas de hachís, armas de fuego, abundante documentación, varias embarcaciones y una veintena de vehículos que habían sido previamente sustraídos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp