01 de junio de 2019
01.06.2019
Reacciones

La izquierda rechaza las cuentas y Vox alerta de que aún no están aprobadas

El PSOE afirma que son los presupuestos de "un Gobierno de derecha que desmontará los servicios públicos"

01.06.2019 | 05:00
El vicepresidente Juan Marín, el consejero de Hacienda, Juan Bravo, y el portavoz, Elías Bendodo.

Adelante Andalucía anuncia que presentará una enmienda a la totalidad mientras que Vox dice que revisará a fondo cada partida

Los presupuestos del Gobierno andaluz formado por el PP y Ciudadanos no han gustado ni al PSOE ni a Adelante Andalucía, formación esta última que ya ha anunciado una enmienda a la totalidad. Mientras, Vox, cuyo voto a favor es imprescindible para que las cuentas salgan adelante, advierte de que «tener predisposición a acuerdos no significa aprobar».

El portavoz del PSOE-A, Mario Jiménez, rechazó ayer el proyecto de presupuestos de la Junta para 2019 al sostener que incrementa la presión fiscal, no prioriza la creación de empleo y la educación pública, unas cuentas –dijo– de un Gobierno de derechas que «desmontará» los servicios públicos.

El dirigente socialista, en declaraciones a los periodistas, afirmó que, a la espera de estudiar el proyecto en profundidad, «sorprende» que el presupuesto en empleo haya caído un 15 por ciento. «Es evidente que la creación de empleo no es la prioridad el Ejecutivo, pese a las promesas electorales», criticó Jiménez, que denunció la política fiscal «regresiva» de las cuentas.

En este capítulo, aseguró que «aumentan» la presión fiscal en una décima para la mayoría de ciudadanos, «salvo para los 300 más ricos y los que ingresan más de 120.000 euros anuales», lo que «contradice» los principios fiscales del Gobierno bipartito, añadió.

Los socialistas esgrimen también que el presupuesto refleja una caída de la inversión y la descapitalización de la economía andaluza en un contexto de ralentización y que renuncia a que el empleo crezca por encima del crecimiento económico.

El portavoz parlamentario llamó también la atención sobre la caída del presupuesto del SAS en unos 130 millones, de lo que deduce una «apuesta» por la sanidad concertada, y cree que la educación es una de las áreas más afectadas al crecer solo el 3 por ciento, mientras el presupuesto en su conjunto se incrementa un 5,4%.

«Son previsiones de un gobierno de derecha que desmontará los servicios públicos y que baja un 7% las políticas de memoria histórica como ofrenda a la extrema derecha de Vox», censuró Jiménez.

«Las peores expectativas»


El grupo parlamentario de Adelante Andalucía anunció que presentarán una enmienda a la totalidad el proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2019, aprobado por el Gobierno andaluz ayer, porque «confirma las peores expectativas y demuestra que el PP-A y Cs han cedido a las presiones de la ultraderecha machista y homófoba de Vox, de la que son rehenes».

Así lo trasladó la presidenta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, que reclamó al cogobierno andaluz que «devuelva el proyecto a Santiago Abascal», líder de Vox, quien, a su juicio, lo «ha diseñado en Madrid». Para Aguilera, el proyecto de Ley «no permite a Andalucía converger con el resto del país puesto que consolida los recortes y aumenta los privilegios y beneficios fiscales para los grandes patrimonios».

«Estos presupuestos no se han hecho pensando en la mayoría social», abundó para criticar que bajan partidas como «la destinada a empleo, la Renta Mínima de Inserción (hasta un 30% menos), violencia de género o memoria histórica». Igualmente, Adelante criticó que el PP-A «haya olvidado su promesa electoral de crear 600.000 empleos».

Vox no rechaza las cuentas pero tampoco desvela claramente si las apoyará. Este grupo parlamentario ha sostenido que aprecia mucho optimismo en el Ejecutivo y ha advertido de que «tener predisposición a acuerdos no significa aprobar» los presupuestos.

Así lo planteó ayer el diputado autonómico de la formación verde Rodrigo Alonso después de que el Gobierno bipartito aprobara el proyecto. Junto a una foto en la que aparecen sonrientes el consejero de Hacienda, Juan Bravo, y el titular de Presidencia y portavoz, Elías Bendodo, el diputado de Vox aseguró en Twitter: «Mucho optimismo veo yo por aquí...».

Avisa de que «tener predisposición de llegar a acuerdos por el bien de los andaluces no significa aprobar» los presupuestos, y precisa que su grupo parlamentario estudiará a fondo cada partida. Además, opina que «algunos tienen demasiadas prisas por vender la piel del oso...», en alusión al Ejecutivo autonómico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook