12 de junio de 2019
12.06.2019
Gobierno andaluz

Vox levanta 'in extremis' su veto a los Presupuestos de Andalucía

El acuerdo tiene «vocación de continuidad», según el partido de ultraderecha, y dará estabilidad al gobierno de PP y Cs durante los dos próximos años

12.06.2019 | 20:36
Elías Bendodo saluda a Alejandro Hernández, de Vox, ante unos sonrientes Juan Marín y Juanma Moreno.

El presidente andaluz agradece el apoyo y destaca el «salto adelante en la confianza»

El presupuesto andaluz inició este miércoles su tramitación parlamentaria después de que el Gobierno autonómico cerrara un acuerdo con Vox para la retirada 'in extremis' de su enmienda a la totalidad, pactando medidas para 2019 y 2020, lo que dota de estabilidad al Ejecutivo para los próximos años.

Las negociaciones entre el Gobierno andaluz y Vox se mantuvieron hasta última hora, aunque por la mañana ya había un principio de acuerdo a falta de unos «flecos pendientes» después de seis días de incertidumbre desde que la formación de Santiago Abascal anunció la enmienda a la totalidad.

La enmienda de Vox, unida a las de PSOE y Podemos, habría tumbado las cuentas andaluzas, las primeras del Gobierno de PP y Cs, pero tras el pacto alcanzado han decidido retirarla, renovando «el voto de confianza» que ya les dieron en el acuerdo de investidura.

El acuerdo tiene «vocación de continuidad», según Vox, con medidas que se incorporarán en el presupuesto de 2019 mediante enmiendas parciales y otras que se incluirán directamente en las cuentas de 2020, que deben llegar al Parlamento en otoño.

La negociación la han capitaneado el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, y el de Hacienda, Juan Bravo, junto al portavoz parlamentario del PP, José Antonio Nieto, y el portavoz de Vox, Alejandro Hernández. Bravo y el consejero de Economía, Rogelio Velasco (Cs), escenificarán hoy el acuerdo con una foto en el Parlamento con los representantes de Vox.

Tras el anuncio de la retirada de su enmienda, apenas dos horas antes de la votación, PP, Ciudadanos y Vox unieron sus votos después para rechazar las del PSOE y Adelante Andalucía, por lo que se dio luz verde a la tramitación parlamentaria de las cuentas.

«Hacemos aquello que creemos mejor para Andalucía», dijo Hernández, quien aludió al «interés general» como motivación y defendió que ellos no han llegado a la política «ni a hacer el gamberro, ni teatro, ni ruido».

El presidente andaluz, Juanma Moreno, sostuvo que Andalucía «ha dado hoy un salto adelante en la estabilidad y la confianza», agradeció su apoyo a Vox y defendió que también se han buscado puntos de encuentro con el resto de partidos sin éxito.

También agradeció el apoyo el vicepresidente andaluz y líder de Cs, Juan Marín, quien cree que «Andalucía necesitaba este mensaje de tranquilidad, estabilidad y normalidad y Vox ha entendido que este gobierno es capaz de sentarse, dialogar y llegar a acuerdos».

El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, acusó al Ejecutivo de estar «atado de manos y pies por la extrema derecha» y denunció que PP y Cs hayan utilizado a Andalucía como «moneda de cambio para el juego de tronos» de otros territorios.

Por parte de Adelante Andalucía, el diputado Guzmán Ahumada lamentó que «la autonomía andaluza acaba en la puerta del despacho de Abascal» y tildó de «trágico y triste» que «por mucho paripé que se vengan a marcar, el presupuesto está siendo utilizado como moneda de cambio de sillones en Madrid».

'Violencia intrafamiliar'


Según se recoge en el documento acordado, se establecen 34 puntos que se comprometen a desarrollar «con la finalidad de dotar al Gobierno de la estabilidad política necesaria para avanzar en la consecución de los objetivos que se suscribieron en los acuerdos de Gobierno entre PP y Ciudadanos y de investidura entre PP y Vox».

Entre otras cuestiones, acuerdan sustituir el concepto de 'transversalidad de género' por el de 'igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres'; la creación de una Secretaría General que vigile el cumplimiento de la normativa contra la inmigración irregular; y la incorporación del término de 'violencia intrafamiliar'.

Las consignaciones presupuestarias del programa 31J Memoria Democrática, se desarrollarán estrictamente para realizar actuaciones de recuperación en fosas, investigación y localización de fosas, y banco de ADN, según el acuerdo.

Sobre la administración, se ha consensuado llevar a cabo un plan de auditorías específicas sobre el sector instrumental y afrontar su «reordenación efectiva», así como mayor control del gasto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook