23 de agosto de 2019
23.08.2019
Alerta sanitaria

Salud amplía la alerta sanitaria a una marca blanca y 12 productos de La Mechá

La Junta de Andalucía afirmó que Magrudis, responsable de la carne mechá que ha originado el brote de listeriosis, distribuyó su producto a la empresa Comercial Martínez León Fallece un segundo afectado y roza el centenar de hospitalizados

23.08.2019 | 22:43
El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, con el consejero de Salud, Jesús Aguirre, y el portavoz de la Junta para este brote de listeriosis, José Miguel Cisneros, en el Virgen del Rocío.

Claves

  • Productos retirados por la alerta sanitaria
    La carne mechada de La Mechá y doce productos más de esta marca, entre ellos, manteca colorá, pringá estilo casero, zurrapa de hígado, de lomo roja y lomo blanca. Además se ha retirada la carne mechada de una marca blanca a la que distribuyó la empresa, en concreto, la de Comercial Martínez León.
  • Un centenar de hospitalizaciones
    El brote de listeriosis ya afecta a más de 200 personas y suma casi un centenar de hospitalizaciones -31 son mujeres embarazadas- y dos víctimas mortales.
  • El Gobierno andaluz hace lo «máximo posible»
    El Gobierno andaluz «está haciendo lo máximo posible» mientras que el PSOE-A exige una comparecencia extraordinaria del presidente de la Junta, Juanma Moreno, para informar sobre la gestión que está haciendo la institución del brote.

La OCU recomienda pedir informes médicos y recibos de gastos a afectados

  • La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha recomendado a los afectados por el brote de listeriosis que reúnan un informe médico detallado, un justificante de compra o consumo de la carne, una hoja de reclamaciones en el establecimiento donde se consumió o adquirió el producto, un escrito donde se narre el caso particular y la acreditación de los perjuicios sufridos, como pérdida de vacaciones u horas de trabajo. A través de un comunicado, la OCU recordó ayer que es un «derecho básico» de los consumidores la indemnización de los daños y reparación de los perjuicios sufridos por un brote de este tipo. Con la documentación que recomiendan, aseguran que los consumidores podrán presentar una demanda individual de reclamación de cantidad, solicitando una indemnización de daños personales, «a los que se podrá añadir, dependiendo de los casos, daños materiales y/o morales». «Las cuantías de las indemnizaciones dependerán de los daños personales sufridos por cada afectado y de los daños materiales y morales que se puedan acreditar. Para los daños personales y morales, se utilizará el baremo para accidentes de tráfico», añadieron.
­

­Una segunda víctima mortal, más productos afectados por el brote de listeriosis, una marca blanca que comercializaba la carne mechá bajo la alerta sanitaria declarada estos días atrás, junto a una docena de productos más, y un número de afectados y hospitalizados que crece por días. El brote de listeriosis sigue aumentando su magnitud y la Junta de Andalcía declaró este viernes una posible «contaminación extensa» en la empresa Magrudis, donde se ha originado el brote, tras confirmarse que las mechadoras de la fábrica estaban contaminadas por esta bacteria. Además, los análisis «preliminares» realizados a todos los productos de la empresa han dado positivo también a esta bacteria en las especialidades de lomo al jerez y lomo a la pimienta.

Nuevos productos afectados que se conocían el mismo día que tenía lugar la segunda muerte por este brote de listeriosis. Se trata de un varón de 72 años que padecía un cáncer de páncreas en fase terminal, aunque Salud declaró que desde punto de vista epidemiológico no consta la ingesta de la carne mechada que ha provocado el brote por el cual el 15 de agosto se activó la alerta sanitaria y que afecta a más de 200 personas y ya suma casi el centenar de hospitalizaciones -31 son mujeres embarazadas- y dos víctimas mortales.

Una de las medidas tomadas en las últimas horas por la Consejería de Salud y Familias ha sido ampliar la alerta sanitaria a los productos distribuidos por la empresa Comercial Martínez León, que comercializa la carne mechá fabricada por Magrudis con su propia etiqueta. Por lo que se procedió este viernes a la inmovilización del producto presente en las instalaciones de esta distribuidora y a la retirada del mismo. Asimismo, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad, amplió la alerta a otros doce productos de la marca La Mechá, después de que la Junta de Andalucía notificara que extiende el aviso tras el brote de listeriosis.

En la alerta se incluyen los siguientes productos: Crema de carne mechá 250 gramos; crema de carne mechá 465 gramos; manteca colorá 250 gramos, manteca colorá 465 gramos; pringá estilo casero 250 gramos. También pringá estilo casero 465 gramos; zurrapa de hígado 250 gramos; zurrapa de hígado 465 gramos; zurrapa lomo blanca 250 gramos; zurrapa lomo blanca 465 gramos; zurrapa lomo roja 250 gramos, y zurrapa lomo roja 465 gramos.

La distribución de estos doce productos se ha realizado mayoritariamente en Andalucía y en menor proporción en Madrid y Cataluña.

Esta carne, que había sido comercializada desde Andalucía, se consumió antes del inicio de la alerta y, según la Agencia, en el caso de que quede algo de producto en las empresas de distribución está inmovilizado.


Reacciones políticas

El portavoz adjunto del PP-A, José Ramón Carmona, defendió que el Gobierno andaluz «está haciendo lo máximo posible» en la gestión del brote de listeriosis que se ha extendido en varios puntos de la geografía española, especialmente Andalucía.

Asimismo, aseguró ante las preguntas de los periodistas en Málaga que el PP-A «es bien claro respaldando a nuestro gobierno», del que indicó que actúa con «máxima transparencia y máxima información, que es lo que se le pide al gobierno cuando surge un crisis de esta índole». «Tengo que decirles que nuestra máxima y única prioridad son los afectados por la listeriosis, por tanto es una cuestión que esperamos que se resuelva lo antes posible para que los afectados puedan volver a sus casas», afirmó Carmona.

Mientras tanto, el PSOE-A solicitó la reunión de la Diputación Permanente del Parlamento para reclamar la comparecencia del presidente de la Junta, Juanma Moreno, en una sesión plenaria extraordinaria con carácter urgente para informar sobre la gestión del Gobierno ante este brote que calificó como «desastrosa».

Así lo indicó en rueda de prensa el portavoz del PSOE-A en el Parlamento, José Fiscal, quien consideró necesario que el máximo responsable del Gobierno andaluz dé explicaciones sobre este asunto «y no que únicamente salga para hacerse una foto con el gabinete de seguimiento del caso y luego salga corriendo». Recordó que había solicitado previamente la reunión de la Diputación Permanente para pedir también la celebración con carácter urgente de la Comisión de Salud y Familias en la que comparezca el titular del ramo, Jesús Aguirre. Si bien, lamentó que la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, haya fijado la reunión de la Diputación Permanente para el próximo jueves 29 de agosto.

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, quiso enviar «un mensaje de tranquilidad a la población» y aseguró «que la bacteria sólo se transmite si se ha consumido carne mechada», e indicó que «se producen 300, 400 casos de listeriosis al año», y reivindicó que la Junta «ha actuado con rapidez para decretar la alerta sanitaria». Además, señaló que «la empresa tendrá que responder de esta situación que ha provocado», en referencia a Magrudis.

«Las autoridades sanitarias están en alerta y actúan de manera correcta», señaló Marín para advertir de que la estrategia sanitaria se adaptará a «la evolución de los enfermos», antes de recordar que los colectivos de riesgo asociados al brote de listeriosis son las personas mayores, embarazadas y bebés.

La portavoz del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, por su parte, aseguró que «la única salida que tiene el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, es dimitir y reconocer que le viene muy grande la gestión del Servicio Andaluz de Salud y la política pública sanitaria en Andalucía». En un comunicado, explicó que el consejero de Salud y el Gobierno andaluz «han acrecentado la preocupación de la gente y puesto en riesgo la viabilidad de empresas que nada tienen que ver con lo que está ocurriendo con retrasos injustificables, opacidad e informaciones contradictorias día tras día».

Cronología del brote

La Consejería de Salud y Familias decretó el 15 de agosto una alerta sanitaria sobre el producto de carne mechá con el nombre comercial La Mechá, fabricado por la firma Magrudis, con domicilio en Sevilla capital, tras comprobar que este producto es el agente causante de los brotes de listeriosis registrados en Sevilla en las últimas semanas.

La alerta sanitaria, activada tras el desarrollo de los protocolos y de las inspecciones oportunas, ha significado la retirada del citado producto de la venta y consumo y el aviso de la misma a la ciudadanía. Una retirada que se amplía a otros productos de la marca por precaución o al comprobar que la bacteria está presente. Aunque la investigación sobre listeria estaba en curso con anterioridad, no fue hasta el día 14 de agosto cuando Salud y Familias tuvo las evidencias sólidas que permitieron asociar sin duda la causa de los brotes a la carne mechada de la empresa en cuestión. La Consejería hizo pública la alerta en menos de 24 horas tras obtener las evidencias definitivas.

Todos los casos de listeriosis, causados por el germen Listeria monocytogenes, de los que ha tenido conocimiento la Consejería de Salud y Familias han sido diagnosticados y están recibiendo la asistencia sanitaria oportuna.

Las personas por lo general enferman con listeriosis después de comer alimentos contaminados.

La enfermedad afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado. Es poco común que personas en otros grupos se enfermen con una infección por listeria.

Se trata generalmente una enfermedad leve, que cursa produciendo fiebre y diarrea de manera similar a otras infecciones trasmitidas por alimentos, pero este tipo de infección por listeria es raramente diagnosticado. En ciertos grupos de personas como son las mujeres embarazadas, puede causar una afección grave que afecte al feto y también son especialmente sensibles las personas mayores, y los pacientes con el sistema inmunitario debilitado más pueden desarrollar síntomas entre una y cuatro semanas después de haber comido alimentos contaminados con listeria; incluso en algunos casos algunas personas presentan síntomas hasta 70 días después de la exposición.

No obstante, también hay casos en que los síntomas aparecen tan temprano como el mismo día de la exposición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook