04 de septiembre de 2019
04.09.2019
Alerta sanitaria

El brote de listeria provoca el primer aborto en Málaga

La Junta confirma cinco casos en los que la bacteria ha interrumpido el embarazo, este último en el Hospital Costa del Sol - Los afectados aumentan a 205 tras conocerse un nuevo afectado, un niño con un cáncer en Sevilla

04.09.2019 | 13:50
El brote de listeria provoca el primer aborto en Málaga
Hospital Virgen del Rocío de Sevilla

La Consejería de Salud y Familias ha informado este miércoles del aborto sufrido por una mujer en Málaga cuando se encontraba en la semana 22 de gestación, con lo que se elevan a cinco el número de abortos por esta bacteria, a falta de comprobar los resultados microbiológicos del último caso registrado en el Hospital Costa del Sol de Marbella.

El portavoz del gabinete técnico creado por la Consejería de Salud y Familias para el seguimiento del brote de listeriosis, José Miguel Cisneros, ha sido quien ha confirmado este nuevo hecho. Un brote que ya suma 205  afectados, tras uno nuevo caso de un niño "con un cáncer muy evolucionado" en la provincia de Sevilla. Los hospitalizados, por su parte, son 46, uno más que la jornada anterior, mientras que la embarazadas son 14, frente a 16 de este martes.

José Miguel Cisneros también ha indicado que el departamento que dirige Jesús Aguirre ha aprobado la ampliación del protocolo clínico vigente recomendando tratamiento antibiótico para mujeres embarazadas asintomáticas que hubieran comido el alimento contaminado causante de este brote de listeriosis.

El protocolo previo incluía ya el tratamiento a las mujeres embarazadas con síntomas de infección leve. Dicho protocolo, avalado por ocho sociedades científicas, tiene como objetivo reducir el riesgo real de pérdida del embarazo o la infección del recién nacido. Este protocolo es "pionero" en comparación con otras experiencias en brotes de listeriosis registradas a nivel internacional.

El Servicio Andaluz de Salud ha comenzado la difusión del protocolo a todos los profesionales, particularmente a los médicos de familia y a los ginecólogos tanto de la sanidad pública como privada. Serán estos profesionales quienes contactarán en los próximos días con las mujeres embarazadas a su cargo para recomendarles o no el tratamiento antibiótico en función del riesgo. Para ello aplicarán las recomendaciones establecidas en el protocolo y el algoritmo que estima el riesgo de infección y en función del mismo la recomendación a realizar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook