05 de junio de 2020
05.06.2020
La Opinión de Málaga
Desescalada

¿Qué se puede hacer en la Fase 3?

Los grupos deberán tener un máximo de 20 personas - Se permite el consumo en barra y las tiendas pueden abrir al 50% de su aforo

05.06.2020 | 13:49
Las terrazas se podrán ampliar en la Fase 3.

Málaga pasa a la fase 3 del plan de desescalada hacia esa nueva realidad que está diseñando el Gobierno central. ¿Qué se puede hacer en este periodo? Entre otras cosas, los malagueños podrán circular por toda la provincia, de forma que no hay franja horaria alguna que limite los movimientos de determinados grupos de edad, los grupos deben tener un máximo de 20 personas y las terrazas hosteleras pueden abrir hasta un 75% de su capacidad.

De cualquier forma, no queda claro si habrá o no movilidad interprovincial. El Gobierno central dijo primero que estaba dispuesto a permitirla y luego que no. Y el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, anunció el jueves que permitirá la movilidad interprovincial si Andalucía pasa al completo a la fase 3 y "si el Gobierno da la competencia a la Junta para que podamos autorizarla" con el fin de impulsar el sector turístico. En el decreto publicado en el BOE el 30 de mayo sobre la fase 3 no se hace referencia alguna a movilidad interprovincial salvo por motivos sanitarios, laborales, profesionales o empresariales, de retorno al lugar de residencia familiar, asistencia y cuidado de mayores, dependientes o personas con discapacidad, causa de fuerza mayor o situación de necesidad.


La casuística es amplia. Así, por ejemplo, mientras Málaga esté en fase 3 los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales podrán abrir, con independencia de su superficie útil de exposición y venta, siempre y cuando limiten su aforo al 50%. Además, según el Gobierno, se establecerá un horario de atención con servicio prioritario para mayores de 65 años. También se permite la apertura al público de las zonas comunes y recreativas de los centros y parques comerciales, aunque se limita su aforo al 40%. Además, el aforo de los locales y establecimientos ubicados en ellos se fija en un 50%.

En el caso de los mercadillos, se garantizará la limitación a la mitad de los puestos habituales o autorizados. Los ayuntamientos podrán, en este caso, aumentar la superficie habilitada o establecer nuevos días para el ejercicio de esta actividad.

En el ámbito de la hostelería, las terrazas al aire libre pueden abrir al 75% de su capacidad y se permite el consumo en barra siempre que se garantice la distancia de seguridad. En los hoteles y alojamientos turísticos se permite la apertura al público de las zonas comunes siempre que no superen el 50% de su aforo. Por lo que se refiere a las actividades turísticas, se flexibilizan las condiciones para la práctica de turismo activo y de naturaleza con grupos de hasta 30 personas.

En el ámbito cultural, destaca la posibilidad de realizar actividades culturales en las bibliotecas y museos siempre que no se supere el 50% del aforo autorizado. Y, en materia de deportes, se permiten los entrenamientos de carácter medio en ligas no profesionales federadas, así como la celebración de espectáculos y actividades deportivas.

La actividad de los cines, teatros, auditorios, circos de carpa y espacios similares podrán desarrollar su actividad con butacas preasignadas y sin superar la mitad del aforo autorizado en cada sala.

Podrán abrir los centros turísticos, zoológicos y acuarios con un aforo máximo del 50% y también se permite la apertura de los casinos, establecimientos de juegos colectivos de dinero y de azar, salones de juego, salones recreativos, rifas y tómbolas, locales específicos de apuestas, siempre que no se supere el 50% del aforo permitido y se cumplan las medidas de higiene y prevención.

En cuanto a las actividades de tiempo libre dirigidas a la población infantil y juvenil, cuando estas se lleven a cabo al aire libre, se deberá limitar el número de participantes al 50% de la capacidad máxima habitual, con un máximo de 200, incluyendo los monitores. Y cuando tengan lugar en espacios cerrados, se deberá limitar el número de participantes a un tercio de la capacidad máxima habitual con no más de 80 participantes.

En esta fase, además, se podrá circular sólo por la provincia (a falta de cambios de criterio en esta materia, algo ya habitual), no quedará reservada ninguna franja horaria a ningún colectivo, aunque se deberán extremar las medidas de seguridad e higiene con los grupos considerados vulnerables al coronavirus. No obstante, los grupos deberán ser de un máximo de 20 personas, excepto en el caso de las personas convivientes.

Los velatorios podrán realizarse en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, con un límite máximo de 50 personas en espacios al aire libre o de 25 en espacios cerrados, sean o no convivientes. La participación en la comitiva para el enterramiento o despedida para cremar a la persona fallecida se restringe a un máximo de 50 individuos, entre familiares y allegados.

Las ceremonias nupciales podrán realizarse, ya sea en espacios al aire libre o cerrados, siempre que no se supere el 75% de su aforo y en todo caso un máximo de 150 personas en espacios al aire libre o de 75 en espacios cerrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook