30 de junio de 2020
30.06.2020
La Opinión de Málaga
Educación

Andalucía contratará a 6.300 profesores de apoyo para poder desdoblar grupos

El uso de mascarillas será obligatorio cuando no se pueda garantizar una distancia mínima entre alumnos de 1,5 metros - Todos los centros tendrán un coordinador Covid que avisará de posibles contagios y se comprarán 150.000 nuevos dispositivos digitales

30.06.2020 | 15:43
Los consejeros de Sanidad y Educación con el consejero de Presidencia antes de la comparecencia de este martes.

Un plan «insuficiente» que no garantiza la salud

  • El plan de la Junta recibió las críticas del PSOE-A, que lo calificó de «insuficiente», ya que «haría falta contratar 30.000 docentes, según los sindicatos, para bajar la ratio a 20 alumnos por aula, cinco veces más de los previstos por el Ejecutivo de PP-A y Cs». Así lo aseguró la portavoz de Educación socialista, Beatriz Rubiño, que afirmó que se «endosa la responsabilidad de una vuelta a clase segura a los equipos directivos de los centros y a los ayuntamientos». CCOO de Andalucía tachó de «irresponsables» las medidas y tildó de «raquítico» el aumento de la plantilla de docentes y sin que se «garantice» la salud de la comunidad educativa ante un posible rebrote. ANPE-Andalucía señaló a Europa Press que se felicitan por el anunciado incremento de plantilla, al tiempo que esperan que la propuesta concreta «pueda enriquecerse y mejorarse» en Mesa Sectorial.

La Junta de Andalucía contratará a 6.300 docentes más para el curso escolar 2020/2021, con la intención de que estos profesores sirvan "de apoyo" en los centros que tengan más de 20 alumnos por aula, para poder "desdoblar" esas clases.

El consejero de Educación, Javier Imbroda, ha explicado en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno que estos profesores tendrán un perfil específico de apoyo y que serán los directores de los centros los que determinen qué necesidades de refuerzo tienen.

La Junta mantendrá la ratio en la oficial, 25 alumnos por clase, pero utilizará a estos profesores "para el desdoble", dentro del plan especial de vuelta al colegio aprobado este martes.

Imbroda ha puesto como ejemplo un aula con 25 alumnos, en el que el profesor de apoyo podría coger a cinco, más otros cinco de otra clase, y "desdoblar", pero eso tendrá que determinarlo la dirección.

"Queremos que tengan autonomía, pero con recursos", ha dicho el consejero, quien ha expuesto que los directores conocen "la realidad del centro", los espacios que puedan tener o también "las dependencias municipales" para ese desdoble "si es necesario".

Además de los docentes, se contratará a 1.600 personas de personal de limpieza y a 152 monitores de educación especial.

Entre el equipo directivo habrá un "coordinador COVID", que tendrá la interlocución con la Consejería de Salud y que sería el encargado de avisar de posibles contagios en el centro.

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha explicado que el protocolo en los colegios será el mismo que en el resto de sectores, si hay un caso se actuará "en consecuencia" con pruebas a los convivientes o familiares y se irá haciendo la trazabilidad.

Si hay más de un caso en varias clases de un centro se cerrará cautelarmente el colegio y se procederá al aislamiento en domicilios, lo mismo que si ocurriera por ejemplo en una fábrica.

El protocolo sanitario establecido por la Junta para volver al colegio en septiembre incluye el uso de las medidas de higiene preventivas, incluidos los geles hidroalcohólicos, así como mascarillas si no se pueden mantener distancias de 1,5 metros.

Para evitar aglomeraciones en la entrada y salida de los centros habrá protocolos que incluyen la creación de un perímetro de seguridad con mayor vigilancia o con un corte temporal del tráfico, algo que la Junta pedirá a los ayuntamientos.

El plan incluye limpieza y desinfección diaria de los centros, y mantiene el uso de los servicios complementarios como el aula matinal, los comedores o el transporte.

Las medidas aprobadas están "abiertas" y se irán revisando cada dos semanas, ha señalado Imbroda, quien ha advertido de que se pueden ir reduciendo, pero también aumentando.

La Junta moviliza unos 600 millones para este plan de vuelta al colegio, 400 con cargo al presupuesto actual y el resto que se incorporará en el presupuesto del próximo año.

El "cien por cien" de los centros andaluces estarán "conectados", se comprarán 150.000 dispositivos digitales para los profesores y habrá programas personalizados de refuerzo para los alumnos que han quedado "desconectados" durante el tercer trimestre, que la Consejería cifra en unos 90.000 "por diferentes razones".

La Junta destinará también 25 millones para que los centros puedan presentar proyectos de reforma y adecuación de espacios para mantener las medidas de salud acordadas.

Los directores de los centros tendrán instrucciones pedagógicas, organizativas y de seguridad, así como "cierta dotación" de material higiénicosanitario, ha añadido.

En la inspección prevista para principios de julio se empezará a establecer la organización de cada centro y lo que necesitan.

El consejero ha defendido que se volverá a las aulas "con seguridad", aunque ha admitido que "nunca hay la garantía cien por cien", como tampoco ocurre en la casa, en el barrio o en parques.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook