10 de julio de 2020
10.07.2020
La Opinión de Málaga
Mesa sectorial de Sanidad

El SAS propone mejoras que los sindicatos rechazan por insuficientes

La Junta plantea una paga extra de 622 euros de media para los sanitarios para reconocer su trabajo en relación al Covid-19 - CSIF, UGT y CCOO critican la propuesta sobre la carrera profesional y anuncian movilizaciones que comenzarán el martes

10.07.2020 | 23:32
Sanitarios malagueños realizando test rápidos a los ciudadanos durante la fase más dura de la pandemia.

El Gobierno andaluz propuso este viernes abonar una gratificación especial por el Covid-19 al personal del sistema sanitario público equivalente al 20% del salario base más la paga extra por tres meses. Una medida extraordinaria que iría unida a otras mejoras que la mayoría de los sindicatos no consideran suficientes.

El gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán, informó de las medidas a los sindicatos en la reunión de la Mesa Sectorial que se celebró este viernes, según informó la Junta en un comunicado.

En este encuentro, anunciaron también que el SAS plantea hacer efectivos otros compromisos de legislatura del presidente andaluz, Juanma Moreno, para mejorar las retribuciones y las condiciones laborales de los profesionales del sistema sanitario.

Para la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, se trata de «un buen acuerdo en el que ha primado el reconocimiento, tanto personal como económico, al esfuerzo de estos meses de los trabajadores del Sistema Público de Andalucía».

«En la reunión hemos planteado una batería de medidas a los representantes de los trabajadores y ahora esperamos que las respalden con su apoyo», añadió García, quien insistió en que «estas medidas ya estaban planteadas en la mesa de negociación dando así respuesta en parte a reivindicaciones históricas de nuestros trabajadores a los que agradecemos su innegable entrega y sacrificio ante esta situación sanitaria de extrema gravedad por la que hemos pasado».

En materia de reconocimiento por el trabajo realizado durante los meses de máximo azote de la pandemia del Covid-19, todos los profesionales del sistema sanitario público de Andalucía recibirán un pago único de 622,37 euros de media, lo que supone un coste total de casi 73 millones de euros.

En esta línea, se ha propuesto aumentar hasta en cuatro los días adicionales de vacaciones al personal que ha trabajado luchando contra el coronavirus, uno por mes desde marzo a junio.

Además, se ha anunciado la extensión del complemento específico de la exclusividad a partir de septiembre, para lograr «la equidad retributiva al cumplir con la premisa de a igual trabajo, mismo salario», medida que tendrá un coste anual de casi 10 millones.

Estas medidas pasarán por el Consejo de Gobierno para su aprobación tras lo cual está previsto abonarlas entre agosto –subida jornada complementaria, atención continuada y la paga única–, y el complemento específico (la exclusividad) en septiembre.

Guzmán manifestó en la Mesa Sectorial que los eventuales que pasaron a interinos en el 2017 y que seguían cobrando en nómina complementaria pasarán a nómina normal, por lo que este año verán normalizada su situación, en una medida que tendrá un importe estimado de 43,66 millones de euros.

El SAS informará de más detalles en otra mesa sectorial que se convocará en breve.

Rechazo sindical


La respuesta de los sindicatos a estos anuncios fue casi unánime de rechazo. Salvo, el Sindicato Médico, que calificó de buena noticia las medidas anunciadas y aseguró que «por primera vez en muchos años de maltrato a nuestro colectivo, representan una buena noticia», los demás representaron sindicatos se mostraron críticos.

Los representantes de los médicos andaluces destacaron sobre todo el fin de la discriminación de la exclusiva, ya que «después de años de injusticia, todos los facultativos percibirán íntegro, a partir del mes de septiembre, el complemento específico».

Por su parte, CSIF-A anunció incluso un calendario de movilizaciones ante la falta de acuerdo con la Administración debido a la propuesta «insuficiente y sin horizonte temporal» por parte de la Junta sobre la negociación de la carrera profesional para todo el personal del SAS.

En un comunicado, el sindicato señaló que la reunión de la Mesa Sectorial finalizó sin acuerdo sobre la negociación del convenio para la estabilidad y la calidad del empleo y el desarrollo profesional en el SAS, «con lo que CSIF, como la primera fuerza sindical multiprofesional de la sanidad andaluza, trazará un calendario de movilizaciones que comenzará la próxima semana y prevé una gran concentración el 28 de julio frente a los servicios centrales del SAS en Sevilla».

De su lado, la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía mantiene que de nuevo ha sido imposible llegar a un acuerdo con el SAS ante la «escasa sensibilidad» de la administración sanitaria al mantener un «agravio comparativo» desde hace 14 años para alrededor de 45.000 trabajadores. Así, considera «absolutamente necesario» que se priorice el pago de la carrera profesional a estos profesionales.

Ante esta situación, CCOO mantendrá el calendario previsto de movilizaciones, consensuado con UGT y CSIF, iniciándose el próximo martes 14 de julio.

Por último, la Federación de Empleados de los ServiciosPúblicos (FeSP) de UGT Andalucía lamentó en un comunicado no haber alcanzado un acuerdo satisfactorio para todas las partes «por la falta de sensibilidad de esta administración para conseguir que realmente nos equiparen con el resto del Estado».

«Tampoco nos aclaran los premios que quieren dar por el tema Covid-19 ni la apuesta por la equiparación de las retribuciones con el resto del Estado, ni siquiera en relación a la carrera profesional hemos obtenido una valoración positiva. En el caso de las subidas salariales que han propuesto respecto a noches, festivos, guardias..., las consideramos insuficientes», afirmaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook