28 de octubre de 2020
28.10.2020
La Opinión de Málaga
Confinamiento

La Junta de Andalucía ultima el cierre perimetral de la comunidad durante el puente

Juanma Moreno admite que la evolución de la pandemia obligará a restricciones de movilidad que serán confirmadas hoy por los expertos

28.10.2020 | 05:00
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante una comparecencia reciente.

El Gobierno andaluz también hará uso de la posibilidad de modificar el horario de inicio del toque de queda.

El Gobierno andaluz ha barajado con fuerza estos dos últimos días la posibilidad de decretar el cierre perimetral de la comunidad autónoma durante el puente festivo de noviembre y así podría confirmarlo en las próximas horas, tras la evolución al alza experimentada por la pandemia en toda la región.

Además, el Ejecutivo autonómico también tiene la intención de hacer uso de la hora de margen con la que el Gobierno de España le permite a las comunidades modificar el inicio del toque de queda.

A la espera de que este miércoles sea confirmado tras las indicaciones del comité técnico-científico, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ya apuntó ayer a la posibilidad del cierre perimetral de un modo muy expresivo en su cuenta de Twitter: «Me duele en el alma porque sé que limitará la actividad de muchos negocios, pero es posible que tengamos que cerrar la comunidad este fin de semana», subrayó el máximo responsable del Gobierno andaluz.

Moreno recordó que la decisión se tomaría, finalmente, en la jornada de hoy «tras escuchar a los expertos», pero reforzó la hipótesis de este cierre perimetral de la región en el Puente de Todos los Santos: «Tenemos que frenar los contagios porque los datos, por ahora, no son buenos».

Aunque no detalló cuánto tiempo podría permanecer cerrada la comunidad para las entradas y las salidas de ciudadanos, el presidente andaluz no descartó la posibilidad de que la medida se repita en el próximo puente de diciembre ya que, según matizó, los dos meses que ahora vienen «son muy complicados».

Durante la comparecencia que protagonizó el lunes a raíz de su participación en la Conferencia de Presidentes, Juanma Moreno ya apuntó a esta posibilidad y se refirió al inicio de conversaciones con las comunidades autónomas limítrofes –Castilla La Mancha, Extremadura y Murcia– para actuar con «coordinación» entre todos estos territorios en caso de adoptar esta medida que restringe la movilidad.

Con peticiones como la del sector de la hostelería para que el inicio del toque de queda se retrase una hora y se haga coincidir con la medianoche, el presidente andaluz comentó ayer que el cambio de horario se llevará a cabo y no se hará a las 23.00 horas tal y como fijó como referencia el Gobierno central, pero no concretó en qué terminos se traduciría la intervención en esta medida.

«Los de la pandemia no son buenos datos que animen a mantener Andalucía abierta para el puente de noviembre, es un triste dilema tener que buscar un equilibrio entre la economía y salvar vidas con la toma de decisiones que duelen porque se limitan las posibilidades de sectores importantes como la hostelería y el ocio nocturno», afirmó Juanma Moreno en una entrevista concedida ayer a la Cadena Cope.

En este mismo espacio radiofónico, el presidente regional discrepó de la duración del estado de alarma planteada por el presidente del Gobierno central, el socialista Pedro Sánchez: «Decretar el estado de alarma era necesario, pero resulta desproporcionado alargarlo hasta el 9 de mayo, como plantea el gobierno de la nación; es un mensaje demoledor para la industria turística en general decir que no habrá Navidades, ni Semana Santa, ni fiestas de primavera», enfatizó.

En opinión del presidente andaluz, la propuesta del presidente socialista Pedro Sánchez «reputacionalmente tritura la marca España», por lo que abogó por la viabilidad del planteamiento del presidente nacional del PP, Pablo Casado, y «extender el estado de alarma dos meses y no dar un cheque en blanco hasta mayo que tiene connotaciones políticas distintas a la pandemia».

«Con su estrategia, el Gobierno no quiere asumir coste político alguno en la gestión de la pandemia y lo traslada a las comunidades para que tomen las decisiones difíciles y complejas; de nada sirve cerrar Andalucía o algunos sectores si las fuerzas de seguridad del Estado no velan para que se cumpla porque no tenemos policías autonómicos como sucede en Cataluña o el País Vasco», criticó Juanma Moreno en relación a la gestión de la pandemia del Ejecutivo central.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook