06 de noviembre de 2020
06.11.2020
La Opinión de Málaga
Coronavirus

Andalucía baraja restringir el horario de la hostelería a partir del lunes

El presidente de la Junta asegura que las medidas que se abordarán mañana en el comité de expertos se estudiarán en función de la situación cada provincia

06.11.2020 | 13:15
Entrevista a Juanma Moreno.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, afirmó ayer que la posibilidad de cerrar los negocios de hostelería y de restauración para tratar de frenar los contagios de coronavirus en la comunidad está «sobre la mesa» y que se tomará una decisión mañana domingo con motivo de la reunión del comité técnico-científico que asesora al Gobierno autonómico. Así, Moreno incidió en que se estudia cerrar un poco más la movilidad de las personas para afrontar la pandemia del coronavirus, especialmente en sectores como la hostelería, la restauración y el ocio.

En declaraciones a TVE, recogidas por Europa Press, Moreno indicó que los datos de fallecidos y de hospitalizados en la comunidad son preocupantes, lo que llevará a su Gobierno a decidir nuevas medidas este domingo que, si los datos son negativos, pueden ser «más restrictivas», sobre todo, en el ámbito de la movilidad. Indicó que «por ahora no» van a solicitar el confinamiento domiciliario de la población, apuntando que sería el «último de los recursos» porque ese confinamiento «provoca gravísimas consecuencias en los ámbitos económico y social». Así señaló, que antes hay otros recursos, como la «limitación en el movimiento de muchos sectores» y en función de como vayan evolucionando las cifras, serán medidas más o menos «restrictivas».

En este sentido, indicó que el cierre del sector de hostelería y la restauración es una «propuesta que está encima de la mesa» y que se debatirá en función de las provincias, porque la incidencia del coronavirus no es igual en todas. «No se puede tomar una decisión estándar, sino que hay que singularizarla en función de la incidencia». Expresó que es «muy triste» tener que «cerrar» la hostelería, un sector económico fundamental en Andalucía y en España y que ha tomado medidas «muy serias y sensatas».

Moreno insistió en que mientras no haya una vacuna y un tratamiento eficaz hay que tratar de limitar la movilidad del ciudadano. «Tenemos que evitar que las personas se desplacen hacia esos puntos de encuentro que son, desgraciadamente, la hostelería».

El presidente consideró, asimismo, que para que se pueda aplicar un confinamiento domiciliario tiene que producirse un cambio en el decreto del estado de alarma de Gobierno central, porque, según insistió, las comunidades no tienen capacidad para decidirlo. Expresó que ojalá no haya que llegar al confinamiento domiciliario, pero si hubiera que hacerlo, tenemos que estar preparados y no se puede llegar tarde, sobre todo, porque se acerca la campaña de Navidad.

«Si hay que tomar decisiones, que se tomen ahora y se prepare el terreno para el futuro», según indicó Moreno, que insistió en pedir al Gobierno central que examine cuál es el marco normativo apropiado para que las comunidades o en su defecto el Estado, puedan tomar la decisión sobre un confinamiento domiciliario.

En la misma línea, en declaraciones a los periodistas en Puerto Real (Cádiz), durante una visita al Hospital Universitario, donde se están ejecutando obras de reforma para mejorar la atención sanitaria como consecuencia de la pandemia de Covid-19, el presidente recomendó al Gobierno de Sánchez que «se vaya preparando» y le pidió que «no perdamos ni un minuto» porque aunque espera no tener que llegar al confinamiento domiciliario, «si las medidas no funcionan y la situación se nos va de las manos, esa opción tenemos que tener la posibilidad de aplicarla».

Además, consideró que el Ejecutivo central debería «mostrar más liderazgo y coordinación. Las comunidades autónomas tenemos problemas comunes que requieren soluciones comunes que deben venir del Estado», antes de insistir en que el Gobierno «debe trabajar ya para que estén preparados todos los escenarios por si llega el caso. Tenemos que estar preparados».

Entretanto, el presidente insistió en que no se conocerán las nuevas medidas que pueda adoptar la Junta hasta el domingo porque el resultado de las que ahora se están aplicando «tienen un periodo de evaluación para ver su incidencia y poder avanzar sobre los aciertos o desechar los posibles errores. Desgraciadamente tenemos que evitar la movilidad, cuando el virus empieza a crecer, el gran objetivo que tenemos por delante es evitar la movilidad», lamentó para explicar que esto supondría «restringir los espacios donde los ciudadanos suelen ir, como puede ser el ocio, la restauración u otro tipo de actividades», así como «sus horarios»; si bien insistió en que «no hay ninguna decisión tomada» hasta que se reúnan con los expertos.

Sobre la evolución de los datos, Juanma Moreno lamentó que el número de fallecidos es «muy preocupante» pero que se nota «algún respiro» en las hospitalizaciones porque «la acumulación no va a un ritmo tan rápido y van dos días con una rebaja en la incidencia acumulada». No obstante, explicó que hay que esperar para saber si esa tendencia es «coyuntural o si se consolida».

Igualmente, al hilo de los contagios que se han producido entre los profesionales sanitarios, el jefe del Ejecutivo andaluz aseguró que «se está haciendo un esfuerzo desde el punto de vista de equipamientos en EPI como nunca se ha hecho», toda vez que defiende que «el material de protección para los sanitarios es absolutamente esencial, está a su entera disposición y sin ningún límite, a diferencia de lo que ocurrió en la primera ola. Hemos gastado cifras astronómicas para proteger a los sanitarios aunque lamentablemente no existe ninguna protección al 100%», agregó antes de pedir a estos profesionales «que extremen la precaución».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook