19 de noviembre de 2020
19.11.2020
La Opinión de Málaga
Polémica

"A la porra, coño, a tomar por culo, hombre"

Vox no volverá al Pleno del Parlamento mientras persista la "condescendencia" de Bosquet con los "insultos" a su partido

19.11.2020 | 15:11
"A la porra, coño, a tomar por culo, hombre"
"A la porra, coño, a tomar por culo, hombre"

Vox ha decidido que no volverá al Pleno del Parlamento mientras persista la "condescendencia" de la presidenta de la institución, Marta Bosquet, ante los "insultos" que está recibiendo la formación durante algunos debates, como el que le ha proferido este jueves la presidenta del Grupo Socialista, Susana Díaz, la llamarlos "herederos del franquismo" y compararlos con "un partido terrorista", "herederos de ETA".

Los diputados de Vox abandonaron este jueves sus escaños durante la sesión de control al gobierno después de que Susana Díaz acusara al presidente de la Junta, Juanma Moreno, de haber pactado el proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2021 "con los herederos del franquismo". Las palabras de Díaz provocaron la reacción airada del portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández, que intentó sin éxito tomar la palabra desde su escaño para replicar a esta referencia a su grupo sin esperar a que finalizase la intervención de la líder socialista, algo que no le permitió la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Cs). Bosquet no dio la palabra al dirigente de Vox que con un ostensible cabreo afirmo "a la porra, coño, a tomar por culo, hombre", y tras dar un duro golpe al micrófono abandonó el hemiciclo.

En declaraciones a los periodistas tras la finalización de la sesión de control al Ejecutivo, Hernández ha comunicado la decisión de su grupo de no regresar al salón de plenos, de manera que no formularán las preguntas al Ejecutivo que tenían previstas ni participarán en debates ni votaciones. Además retirarán la proposición no de ley que iban a defender este jueves sobre libertad de expresión e información.

"Estamos cansados ya de que se insulte y ofenda no ya al grupo parlamentario, sino a los millones de andaluces y de españoles que nos votan en este país. Cuando se nos llama ultraderecha, fascistas o nazis, lo que se busca es privarnos de una legitimidad democrática que es indiscutible conforme a nuestras leyes y Constitución", ha dicho Hernández.

Ha agregado que hoy se ha ido un "paso más allá con lo que hemos tenido que escuchar de la expresidenta de la Junta, que nos ha comparado, con la condescendencia de la presidenta del Parlamento, con un partido terrorista".

Alejandro Hernández ha dicho que la realidad es que Vox es el partido de Ortega Lara, que fue secuestrado por ETA, y tiene un presidente nacional, Santiago Abascal, que ha crecido "entre amenazas de muerte y con escolta".

En cambio, el PSOE tiene al presidente Pedro Sánchez que llegó a mostrar sus "condolencias a Bildu por el fallecimiento de un terroristas en prisión".

"Esas son las diferencias que existen entre ellos y nosotros. Nosotros no somos comparables a Bildu y ni siquiera somos comparables al PSOE".

Ha insistido en que, mientras esa situación de "insultos y ofensas" a Vox persista, no entrarán en el Pleno del Parlamento.

Ha lamentado además la "condescendencia y tolerancia" de la presidenta del Parlamento de esta situación, "impropia de la responsabilidad que ostenta": "Permite que se insulte a continuamente a nuestra fuerza política y a todos los andaluces convirtiendo a este Parlamento en un gallinero, con expresiones impropias".

"Que se compare a Vox con una banda terrorista que tiene las manos manchadas de sangre, con sangre de socialistas incluso, es lo que no estamos dispuestos a tolerar", ha sentenciado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook