El presidente de la Junta, Juanma Moreno, afirmó ayer en Málaga que es «de los prudentes» sobre la vacunación, en el sentido de que el ritmo de fabricación de las vacunas hace pensar que van a tardar algunos meses más del verano en inmunizar a la población y «firmaría ahora mismo» si pudieran alcanzar el 50% en junio.

Moreno cree que alcanzar el 50% de vacunación en junio «ya sería una buena noticia porque todos los grupos vulnerables y una gran parte de la población estarían inmunizados», lo que garantizaría «evitar fallecimientos y colapsos en los centros sanitarios y abrir la economía».

«Si pudiéramos estar al 70%, que es la inmunidad de rebaño, sería magnífico, pero dadas las circunstancias y el nivel de distribución de vacunas eso no va a ser posible hasta otoño», declaró.

El jefe del Ejecutivo andaluz señaló que el objetivo del Gobierno autonómico es que antes de empezar el verano se tenga a la mitad de la población andaluza vacunada, en torno a cuatro millones de personas, pero «va a depender de la dispensación por parte del Gobierno de la nación del número de vacunas», por lo que pide al Ejecutivo «celeridad en la medida de sus posibilidades».

Aseguró que él esperará su turno para ser vacunado: «a mí me tocará cuando me toque, que yo creo que será en marzo o así», y que se vacunará donde le diga el Servicio Andaluz de Salud.

Moreno reconoció que en la lucha contra la pandemia «ha habido muchos momentos duros» y que ha «sufrido» con las decisiones adoptadas de limitación de movilidad porque era «consciente de que estaba dañando a un sector productivo y a un sector económico», pero se mostró convencido de que «abrir o cerrar el grifo» era «el único instrumento» para evitar casos y fallecimientos.

Preguntado si la pandemia ha frenado el cambio en Andalucía, Moreno indicó que «no lo ha frenado, pero sí ha podido ralentizar algunas de las cosas», ya que la covid ha marcado las prioridades del Gobierno.

«Al final de la legislatura vamos a tener un sistema público sanitario más robustecido y sólido, un sistema educativo más fuerte con una formación profesional mucho más amplia y especializada; y habremos conseguido una simplificación administrativa para ser una comunidad competitiva, y una apuesta importante con todo lo relacionado con la transición energética», comentó.

El presidente de la Junta situó la recuperación económica a partir del verano, ya que en el momento en el que la mitad de la población esté vacunada, ya podrán «no tener todas las limitaciones de movilidad», y a Andalucía, que tiene playas, patrimonio y naturaleza, «volverá el turismo».