La presidenta de Ciudadanos (Cs), Inés Arrimadas, prefirió ayer no pronunciarse sobre el candidato de la formación naranja a la presidencia de Andalucía porque esta es una cuestión que decidirá la militancia en primarias.

Así lo explicó en una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, tras ofrecer una rueda de prensa posterior a una reunión con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en la que afirmó que su partido «seguirá siendo fundamental para el cambio en la comunidad andaluza». Arrimadas aseguró que Cs saldrá a ganar las elecciones y a «garantizar un cambio», toda vez que señaló que en «Andalucía se están viendo los resultados». «Ciudadanos ha demostrado que en los gobiernos donde está, hay cambio y hace cosas que no hacían los gobiernos anteriores, y en la oposición es responsable», detalló.

Cuestionada sobre la posibilidad de que el líder de Cs en Andalucía, Juan Marín, sea el próximo candidato de la formación a la presidencia de la Junta, Arrimadas recordó que en su partido este asunto lo deciden los militantes a través de unas primarias. No obstante, sí destacó que la Ejecutiva nacional designó a Marín como coordinador en Andalucía. «Hay que respetar los procesos, se eligen desde la militancia».

Preguntada sobre la opción de que la actual consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, pueda ser una alternativa como candidata a la presidencia de la Junta, Arrimadas llamó a centrarse en «gobernar bien» y recordó que «a corto plazo no se ven nuevas elecciones». «En un momento como el actual, con tanta angustia, hay que centrarse en lo importante». «Debemos centrarnos menos en cosas del partido y centrarnos más en los problemas de los ciudadanos. Quedan meses muy duros. Andalucía tiene fuerza y hay que gestionar la situación lo mejor posible», indicó.

En cuanto a la reunión constitutiva ayer del Comité Autonómico de Cs en Andalucía, la presidenta de la formación naranja consideró que «los partidos se hacen de abajo a arriba, desde la militancia» y no, a su juicio, como hace PP, PSOE y Podemos, «que dicen una cosa en cada sitio». «Creo en la coherencia, y hace falta un partido que reivindique lo de cada territorio pero con coherencia a nivel nacional».

En la rueda de prensa posterior al encuentro con el presidente de la Junta, Juanma Moreno, afirmó que su partido «seguirá siendo fundamental para el cambio en la comunidad andaluza» y destacó que Cs «sigue siendo imprescindible y sigue siendo un partido fuerte, con espacio propio y es fundamental para el cambio en Andalucía». «Lo fue, lo sigue siendo y lo será en el futuro». La presidenta de Cs explicó que el líder de Cs en Andalucía, Juan Marín, le recibió en Sal Telmo -sede del Gobierno andaluz-, aunque no haya estado presente en el encuentro que ha mantenido con Juanma Moreno.

En cuanto al encuentro con el presidente andaluz, que calificó de «muy cordial», Arrimadas valoró los dos años que cumple el Gobierno andaluz de PP-A y Cs. «Un gobierno de cambio después de 40 años, de aire fresco y una ventana de ilusión para los andaluces». Asimismo, consideró este Gobierno como «honesto, sólido y robusto» que está afrontando «retos sin precedentes» y que ya ha aprobado tres presupuestos, «blindando las políticas sociales» porque «nunca antes ha habido tanto presupuesto para dependencia, nunca antes tantos médicos y profesores», además de resaltar «mejoras en el ámbito económico que se ven en las pymes y autónomos, junto a reformas fiscales».

En el transcurso del encuentro, Moreno transmitió a Arrimadas que el cambio en Andalucía se cimenta en «el entendimiento y la moderación», y destacó «la estabilidad institucional, política y presupuestaria en la comunidad, ejemplo para el resto de regiones españolas». En líneas generales, según una nota de la Junta, Moreno comentó con Arrimadas la situación económica, política y social de la comunidad autónoma, y le trasladó que las prioridades de su Gobierno son la protección de la salud de los andaluces frente a la Covid-19 y la recuperación tras la crisis provocada por la pandemia.

También abordaron la necesidad de un nuevo sistema de financiación para las comunidades autónomas y de garantizar la igualdad de todos los ciudadanos.