El Gobierno andaluz ha cerrado este lunes con CSIF y UGT un acuerdo en torno al anteproyecto de Ley de Función Pública de Andalucía, un texto trabajado en la Mesa General de Negociación Común del personal funcionario, estatutario y laboral de la Administración.

El Consejo de Gobierno aprobará este martes dicho anteproyecto de ley con la intención de que pueda llegar al Parlamento "en verano y que sea una realidad antes de que termine la presente legislatura", según ha informado la Junta en una nota.

La firma del acuerdo se ha materializado en un acto celebrado en el Palacio de San Telmo con la participación del consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo; el presidente de CSIF Andalucía, Germán Girela, y la secretaria de Administración Autonómica y Sector Público Andaluz de UGT, Esperanza Morales.

Para la elaboración del anteproyecto de Ley de Función Pública se constituyeron cinco grupos de trabajo con representantes de la Administración andaluza y de las organizaciones sindicales, con el compromiso de "contribuir, a través del diálogo social, a avanzar en el desarrollo legal de la función pública de Andalucía", según explican desde la Junta.

El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, ha confirmado que el Consejo de Gobierno dará luz verde este martes a un texto que es "fruto del diálogo y del trabajo y que se ha desarrollado con el objetivo común de mejorar y actualizar el régimen jurídico de las personas que trabajan al servicio de la Administración".

El Gobierno andaluz presenta este anteproyecto de ley 36 años después de que se aprobara la ley anterior y 14 años después de que se haya aprobado el Estatuto Básico del Empleado Público, mientras en Andalucía continúa vigente una ley reguladora de la función pública que data de 1985.

El objetivo es, según explica la Junta, "lograr un empleo público de calidad, cualificado, profesionalizado y eficiente, así como también comprometido con la realidad social y con la excelencia en la prestación de los servicios públicos a la ciudadanía, en una Administración del siglo XXI".

El consejero ha agradecido la participación y la aportación, "siempre en positivo", de los sindicatos representados en la Mesa General, especialmente a CSIF y UGT, que han participado en el acto, mientras ha invitado a CCOO a sumarse al entendimiento.

Bendodo ha defendido que "el diálogo, el consenso y la mano tendida van en el ADN del Gobierno andaluz", que "seguirá trabajando codo con codo con los sindicatos a lo largo de la tramitación del anteproyecto hasta que la ley sea una realidad".

"El diálogo social es un eje básico de nuestra acción de gobierno porque entendemos que es fundamental para mejorar la gobernanza y la participación con la sociedad andaluza", ha agregado el consejero de Administración Pública.