No será hasta el próximo miércoles 3 de marzo cuando se reúna el comité de expertos de la Junta de Andalucía y se puedan tomar decisiones para adoptar medidas más flexibles en función de la evolución de la pandemia. Así lo anunció el presidente de la Junta, Juanma Moreno, quien también anunció una prorroga hasta el día 4 de las restricciones vigentes para que el comité de expertos disponga de esta semana más para hacer su valoración.

El pasado viernes, Juanma Moreno ya planteó la posibilidad de aliviar los horarios de la hostelería y "pequeñas aperturas" de movilidad a finales de febrero si continuaban los datos positivos. Finalmente, habrá que esperar algunos días más y será el 3 de marzo cuando se reúna el comité de expertos. "Lo hemos prorrogado hasta el día 4 porque lo ha recomendado el comité de expertos para tener una semana más para evaluar con más sosiego las nuevas medidas a adoptar", expuso Moreno durante la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno celebrado en Ronda.

Al explicarlo, el presidente andaluz se mostró especialmente expresivo y acudió al lenguaje coloquial para lanzar su mensaje: "Estamos con unas ganas locas de poder permitir a los ciudadanos que puedan moverse y haya actividad económica, pero lo hemos pasado muy mal en esta tercera ola y todavía tenemos una incidencia de 100 fallecidos al día".

Moreno prometió que se "intentará tomar medidas que supongan una mejora de la movilidad de los ciudadanos y de la actividad autonómica" sin dejar de apelar a la prudencia y la responsabilidad: "Estamos lejos del porcentaje que permite la apertura global y mientras llegan más vacunas tendremos el grifo semiabierto con medidas muy prudentes; espero que los ciudadanos sean conscientes de que son 8.000 los andaluces que han perdido su vida, esta es una situación gravísima que requiere mucha disciplina y estoy seguro que los andaluces lo harán bien como han demostrado hasta ahora".

Asimismo, el presidente recordó que "la pandemia ha dañado el empleo, ha llevado la angustia a quienes han tenido que cerrar sus negocios, y también se ha cebado con las tradiciones y las costumbres, aunque existe la esperanza de la vacuna". "El Gobierno de Andalucía está haciendo todo lo que está al alcance económico, no existe recurso económico que no se esté movilizando para destinarlo a cualquier ámbito social, sanitario o educativo", reiteró el presidente.