El presidente de la Junta, Juanma Moreno, anunció ayer jueves que espera presentar en marzo un nuevo plan de ayudas por la crisis del coronavirus «mucho más ambicioso» que los anteriores, con 270 millones de euros vinculados al mantenimiento de empleo en hostelería, comercio y restauración. Durante la sesión de control parlamentario y en respuesta al portavoz del PP, José Antonio Nieto, el presidente andaluz dijo que su Gobierno trabaja actualmente en «un importante paquete de medidas de ayudas directas a los sectores directamente afectados» por unas limitaciones de movilidad que «no ha quedado más remedio que imponer».

Precisó que este plan se está consensuando con los agentes sociales y «trabajándolo con ellos de arriba a abajo», a diferencia, dijo, del plan nacional anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del que «no ha habido ninguna información y es una decisión que parece más un titular en el aire. Queremos llegar a un acuerdo y aprobarlo en el menor tiempo posible para poner los recursos a disposición de los sectores básicos», dijo Moreno, que espera «hacerlo realidad en marzo».

El presidente anunció que habrá ayudas directas de hasta 3.000 euros para comercio y hostelería, para lo que se contará con un total de 140 millones, y se apoyará económicamente a otros sectores como el turismo o la cultura, con la pretensión de «contribuir a impedir que se cierren negocios». Reclamó no obstante un plan de ayuda a nivel nacional «similar al de otros países» y recordó que la hostelería ha reclamado un «plan de rescate».

Por su parte, Nieto criticó la «improvisación permanente» del Gobierno central y lamentó que Sánchez no se haya puesto en contacto con Moreno, como presidente de la comunidad autónoma más poblada, para informarle sobre los detalles del plan de 11.000 millones anunciado por el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos.

La Junta anuncia un nuevo plan extraordinario de ayudas a los municipios de menos de 20.000 habitantes para afrontar las consecuencias de la pandemia del coronavirus

«Nadie sabe nada de calendario, de formato ni de cuantía de las ayudas», criticó el portavoz del PP, que añadió que «no sorprende nada de esto porque es lo que viene haciendo el Gobierno desde el inicio de la pandemia».

Lamentó que se van «de un extremo a otro, asaltando las competencias de las comunidades autónomas o quitándose del medio y dejándoles toda la carga» y censuró que «se siga vendiendo humo y demostrando la falta de compromiso con la cogobernanza: si algo sale bien es mío, y si no es de las comunidades autónomas», dijo.

Por otro lado, el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, anunció ayer ante el Pleno del Parlamento un nuevo plan extraordinario de ayudas a los municipios de menos de 20.000 habitantes para afrontar las consecuencias de la pandemia del coronavirus, mientras que el Gobierno de Pedro Sánchez está «missing», según apuntó.

Marín hizo ese anuncio, durante la sesión de control al Consejo de Gobierno del Pleno del Parlamento, en respuesta a una pregunta de la diputada del PSOE-A Verónica Pérez sobre necesidades de los gobiernos locales andaluces en esta situación de pandemia. Expuso que la Junta está actuando en solitario a la hora de facilitar financiación extraordinaria y ayudas a los municipios en esta situación. Explicó que se han puesto en marcha medidas para los municipios andaluces por valor de más de 10 millones de euros en ayudas extraordinarias; 2,3 millones para financiar servicios públicos locales; 2,5 millones para catástrofes; 2,5 millones para adquisición de equipamientos, y ayudas en especie para todas las entidades locales durante esta pandemia.

«Se trata de ayudas que están a nuestro alcance y que desde la Consejería de Administración Local nunca van a ser suficientes, pero al menos estamos atendiendo y pagando en menos de 28 días esas ayudas».

Por su parte, la diputada del PSOE Verónica Pérez denunció que los ayuntamientos andaluces se han «sentido abandonados» por la Junta, que demuestra cada día «su absoluto desprecio hacia el municipalismo. Les han negado el pan y la sal a los ayuntamientos», afirmó.