Era, otra vez más, el día más esperado por miles y miles de personas en Andalucía. Familias, comerciantes, hosteleros... todos pendientes del anuncio de esta tarde acerca de si las medidas de restricción para luchar contra el coronavirus, actualmente en vigor, se prorrogaban de nuevo o si se suavizaban, merced al descenso del número de contagios y de la presión hospitalaria que se viene registrando las últimas semanas. Y todo ello, con la Semana Santa y una posible apertura de la región en el horizonte. Pues bien, la Junta de Andalucía ha decidido ampliar hasta las 21.30 horas la apertura de la hostelería y de negocios comerciales en aquellos municipios que se encuentren en nivel 2 de alerta. Además, la venta de alcohol en tiendas se permite también hasta esa misma hora. También se ha ampliado de 4 a 6 el número de personas permitidas en reuniones en el ámbito doméstico y en la restauración y hostelería al aire libre (en el interior de los locales de hostelería y restauración, la limitación se mantiene en 4 personas), mientras que el toque de queda y la movilidad entre provincias no se revisarán por el momento.

Es la decisión acordada en el Comité de Expertos (como popularmente se ha dado en llamar al Consejo Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de la Junta) y que entrarán en vigor este mismo viernes, después de que el jueves los comités provinciales de alerta definan qué municipios están en nivel 2, 3 o 4. No ha habido en esta ocasión, como sí se ha producido otras semanas, comparecencia oficial del presidente andaluz Juanma Moreno, para anunciar los cambios en las medidas.

Así, se mantiene el cierre perimetral de la comunidad y de cada una de las ocho provincias; el cierre perimetral de municipios con más de 500 casos por 100.000 habitantes, y el cierre de la actividad no esencial en municipios con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. El toque de queda también seguirá vigente entre las 22 y las 6 horas. Los niveles se revisarán cada semana, por lo que las ciudades en nivel 3 podrán pasar la siguiente semana a nivel 2 o viceversa, en función de cómo evolucione la incidencia. En el caso de municipios con 1.500 o menos habitantes no se aplicarían las restricciones en función de su incidencia sino que se haría una evaluación de riesgos específica por parte del Comité Territorial de Alertas en Salud Alto Impacto (el mencionado Comité de Expertos). Además, las nuevas actividades reguladas son el permiso para el desarrollo de actividad de bandas de música no profesionales en niveles alerta 3 e inferiores con medidas preventivas específicas así como el permiso para el desarrollo de los centros recreativos infantiles en nivel de alerta 2 o inferior con medidas preventivas específicas. Finalmente, se permitirá la actividad presencial en la Universidad en nivel 2 o inferiores.

Juanma Moreno, en la reunión del Comité de Expertos. Europa Press

Según la Junta, aunque la situación epidemiológica y de presión asistencial en la comunidad autónoma tiende a estabilizarse, el también conocido como Comité de Expertos ha propuesto el mantenimiento de estas medidas ya que los niveles continúan siendo altos, con registros similares a los de la primera ola del mes de marzo.

Añade que en los últimos días, la incidencia acumulada de PDIA (Prueba diagnóstica de infección activa) a 14 días y a 7 días refleja que la pandemia se encuentra en fase de meseta en Andalucía. No obstante, los niveles de presión asistencial se mantienen en UCI por encima del 20%.

En cuanto a la incidencia de la cepa británica en Andalucía, el análisis de los equipos técnicos y las secuencias genéticas dictaminan que es la causante de un 60% de los positivos. Asimismo, los expertos han tenido en cuenta el porcentaje actual de inmunizados en Andalucía que se sitúa en el 2,7%, debido a la reducida cantidad de dosis de vacunas recibidas hasta ahora. Las decisiones adoptadas este miércoles han tenido en cuenta todos esos indicadores.

Decisiones "prudentes" según el consejero de Salud

En unas declaraciones distribuidas por la Junta tras la reunión del comité de expertos, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha explicado que las decisiones se han adoptado después de realizar en dicho órgano "una evaluación epidemiológica y de asistencia sanitaria", y de ver una serie de parámetros. En concreto, se ha constatado una "bajada" de la incidencia acumulada de contagios tanto en los últimos 14 como siete días, así como una "discreta bajada" del índice de reproducción del virus --el número de personas a la que puede contagiar alguien que haya dado positivo--, y una "estabilización" en los ingresos tanto en camas convencionales hospitalarias como de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), algo que "preocupa" a la Junta, según ha advertido Aguirre. Ha indicado que todo esto ha llevado a que "hayamos sido muy prudentes a la hora de tomar las medidas de desescalada para minimizar esa posible cuarta ola" de la pandemia y, "sobre todo, que estemos en una fase de meseta en la tercera ola". No obstante, se ha acordado "una serie de medidas para dar un poquito de aire a los andaluces, que tanto se lo merecen", según ha apuntado el consejero, en referencia a la flexibilización de restricciones acordada para los municipios en nivel 2 de alerta, que actualmente representan "un volumen muy alto" dentro de los de la comunidad autónoma, según ha puesto de relieve.