El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha pedido al Gobierno central que "meta el hombro" para apoyar al tejido empresarial, al asegurar que "la prioridad no es expropiar pisos como hemos visto en Baleares, un disparate, ni aplaudir a los que destrozan comercios en las calles, la prioridad es ayudar, ayudar y ayudar a que las empresas andaluzas puedan seguir creando empleo y riqueza".

"Salud y empleo, y el que no esté en esto no está en lo que le importa a la gente", ha asegurado Bendodo, en una visita al vivero de empresas de Alhaurín de la Torre, junto a la consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco. Así, ha reiterado que el Gobierno andaluz "si por algo apuesta es por la creación de empleo y riqueza".

El consejero le ha pedido al Gobierno de España "sensibilidad con los pequeños y medianos empresarios" y que "meta el hombro como nosotros", considerando que "hay que ponerle las cosas fáciles a aquellos que quieren emprender".

Así, ha adelantado que este mes de marzo la Junta firmará con sindicatos y empresarios, "estamos en plena negociación", un nuevo plan de ayudas económicas "directas a todos los sectores". "No hablamos de préstamos y avales, sino de ayudas directas, este Gobierno tiene claro que hay que salvar empresas porque así salvas empleos, y darles gasolina suficiente para llegar a la normalidad", ha dicho.

Al respecto, ha indicado que este plan es continuación del primero, ya en marcha con 667 millones de euros, y "supondrá un hito histórico en la ayuda directa que puede hacer una administración a todos los sectores que necesitan oxígeno en estos momentos". "La Junta va a dar la talla y va a meter el hombro y lo va a hacer nítidamente este mes de marzo con este acuerdo", ha aseverado.

Bendodo ha incidido en que "serán solo ayudas directas" y, aunque "aún no tenemos cerrada la cantidad, será importante", criticando al Gobierno central porque "no concreta su plan de ayudas que lleva meses dando vueltas". Así, ha dicho que al menos "haga lo que han hecho la inmensa mayoría de los países de la Unión Europea, que es que al sector del comercio, a la restauración, a las pequeñas empresas les ha bajado los impuestos por lo menos de forma transitoria".

El consejero ha invitado a todas las administraciones a que tengan como estrategias "la salud y el empleo"; "no podemos estar en otra cosa más importante", ha apuntado, esperando que de esta forma "este verano tengamos un momento lo más normal posible para salvar esa temporada".

Elías Bendodo prefiere ser prudente en la toma de decisiones respecto a la desescalada Álex Zea

Ha recordado que todos los profesionales sanitarios están "volcados en la lucha contra la tercera ola y en la campaña de vacunación, que esperemos que nos llegue más vacunas", ha apuntado que la crisis sanitaria "se está convirtiendo en una crisis económica y social y hace falta que todos metamos el hombro para salvar el mayor número de empleos posibles".

Por tanto, ha insistido en que "lo que nos toca es que tenga el menor efecto posible en la economía y el empleo y que el descenso que se está produciendo coincida con la vacunación masiva, solo así podremos olvidarnos de esta pesadilla". "Salud y empleo son las prioridades que tiene que tener cualquier gobierno ahora mismo y es lo que estamos haciendo", ha insistido.

Fronteras

Elías Bendodo ha asegurado también que la evolución de la Covid-19 en Andalucía "es positiva" y ha confiado en que "si todo sigue a este ritmo evidentemente todo apuntará a que sí" pueda abrirse la movilidad entre provincias, insistiendo en que priman los criterios sanitarios, también en la decisión de que el pase a nivel 2 sea por distritos.

"Queremos ser muy prudentes", ha apuntado, no obtante, y ha recordado que "en febrero hemos contado más de 2.000 fallecidos en Andalucía por eso no queremos precipitarnos en la toma de decisiones".

"Todo hace pensar que va a seguir la desescalada, pero en la desescalada es cuando uno se cae, así que mucha prudencia", ha dicho el consejero, quien ha explicado que dentro de 15 días el comité de expertos "volverá a reunirse y valorará la situación, hasta entonces no sabemos si se abrirán las provincias o no, si la evolución es a este ritmo evidentemente todo apuntará a que sí, pero no lo sabemos".

Asimismo, ha dicho entender la preocupación de alcaldes de localidades de la Costa del Sol porque dicho distrito no ha pasado a nivel 2, y por tanto los establecimientos comerciales y de restauración de esos municipios mantienen las 18.00 como hora de cierre; pero ha asegurado que "los criterios sanitarios son los que priman y los criterios de los expertos, que el Gobierno andaluz hace suyos, nos hablan de trabajar por distritos sanitarios".

Ha explicado que en este caso "la evaluación será dentro de una semana y aquellos municipios que tengan una evolución positiva posiblemente pasen a nivel 2 dentro de una semana".

Cuestionado por el documento de trabajo de la Comisión de Salud Pública que se ha hecho público antes de que sea ratificado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, Bendodo ha recordado que el consejero de Salud, Jesús Aguirre, "ha pedido lealtad al Gobierno, porque si se llegan a unos acuerdos que no están cerrados y el ministerio lanza las campanas al vuelo, es una deslealtad".

Ha asegurado que le piden al Ejecutivo central "lo que llevamos pidiendo hace meses". "Dijimos que era una error 17 desescaladas distintas de la primera ola, 17 navidades diferentes, 17 campañas de vacunación y que es un error 17 semanas santas distintas", ha manifestado.

Así, el consejero ha reiterado que "lo que pedimos es que en estas cuestiones claves asuma el mando y coordine, que es lo que hacen los países de la Unión Europea