Más de 45.000 opositores están convocados este fin de semana en Andalucía para examinarse en los procesos selectivos de acceso libre para ingresar en el Cuerpo General de Administrativos (C1.1000) y en el Cuerpo de Auxiliares Administrativos (C2.1000) de la Junta de Andalucía.

En total, se ofertan 1.072 plazas para ambos cuerpos, siendo 380 de ellas ordinarias y 692 de estabilización de empleo público, según concreta en un comunicado la Consejería de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior. Para los exámenes se han habilitado un total de 96 sedes distribuidas por las ocho provincias andaluzas.

En comparación con las últimas oposiciones C1 y C2 que se celebraron en Andalucía, el número de sedes ha aumentado en 72 recintos, toda vez que en el proceso anterior se pusieron a disposición de los opositores un total de 24 sedes.

La Junta explica que esto responde a que la máxima del IAAP en la organización de estos exámenes ha sido en todo momento preservar la salud de los aspirantes frente al covid-19 y repartirlos lo máximo posible en las aulas.

En concreto, en Almería, Huelva y Málaga los exámenes se van a desarrollar en centros universitarios, mientras que en Cádiz, Córdoba, Jaén y Sevilla tendrán lugar en institutos. En el caso de Granada, habrá exámenes en universidades y en institutos.

Además, más de 2.630 colaboradores velarán por el buen discurrir de estas pruebas selectivas. Entre ellos, responsables de las aulas, vigilantes o bien encargados de las aperturas de los centros.

Sevilla es la provincia que registra más candidatos, casi 16.500 opositores que aspiran a una de las plazas de uno u otro cuerpo, mientras que Málaga, con unos 6.840 es la segunda provincia con más número de opositores.

Les sigue Granada, con unos 4.900 opositores; Cádiz, con más de 4.800; Córdoba, con unos 4.300; Huelva, cerca de 2.800; Almería, con unos 2.700; y, por último, Jaén, que cuenta con algo menos de 2.700 opositores.

Además del uso de la mascarilla durante toda la prueba, los opositores deben mantener las correspondientes medidas higiénicosanitarias contra el covid-19 y seguir las indicaciones al respecto tanto de la señalización como, en su caso, del personal colaborador.