La modalidad del teletrabajo aumentó un 45,8% en Andalucía en el último año como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus y alcanza una cuota del 12,1% de ocupados en la comunidad, lo que supone uno de cada ocho trabajadores.

Estos datos forman parte de un estudio elaborado por la compañía de recursos humanos Adecco sobre la evolución del teletrabajo y el empleo a tiempo parcial durante la pandemia. Andalucía cuenta actualmente con 366.400 personas que teletrabajan, al menos ocasionalmente, lo que supone 115.100 más que hace un año.

La comunidad andaluza se mantiene como la tercera región con mayor proporción de teletrabajadores en la distribución geográfica nacional, un 12,8%, aunque esta proporción se ha reducido 2,5 puntos porcentuales por los mayores incrementos interanuales en la cantidad de teletrabajadores de otras comunidades.

Pese a la significativa expansión del teletrabajo a lo largo de los últimos meses, la inserción de esta modalidad laboral en Andalucía está muy por detrás de la mayoría de países del entorno. Así, la proporción de teletrabajadores dentro del total de ocupados en Andalucía es de un 12,1 mientras que la media de la Unión Europea se sitúa en el 21,5%.

La evolución del trabajo desde casa ha tenido un comportamiento dispar entre las comunidades, aunque todas ellas muestran crecimientos interanuales en su proporción de ocupados que teletrabajan. Madrid y Cataluña registraron aumentos de un 200% y de un 119%, respectivamente.