La Junta de Andalucía reclamó ayer al Gobierno central que a esta comunidad llegue un millón de los 5,5 millones de vacunas de Janssen contra el coronavirus que recibirá España en el segundo trimestre del año, como anunció el lunes la ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados.

Así lo manifestó, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, quien indicó que Andalucía tiene que recibir una cantidad de vacunas equivalente a su peso poblacional en el conjunto del Estado, lo que supondría un millón de ese 5,5 millones de la vacuna de Janssen.

Manifestó que la Junta no va a permitir que a esta comunidad se le «regatee» una sola dosis de esa vacuna de Janssen, después de que el Gobierno central sí le haya «regateado 471.000 vacunas» de Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

«No vamos a permitir ningún regateo más y vamos a exigir el 20 por ciento de las vacunas de Janssen que lleguen», según recalcó el consejero andaluz, quien quiso dejar claro que Andalucía está preparada para poner 500.000 vacunas a la semana y lograr el objetivo de una población inmunizada del 70% en el verano. Pero para ello, según recalcó, es preciso que lleguen las vacunas suficientes, porque en este momento no está ocurriendo.

Para Bendodo, salvar el verano y el turismo depende en gran medida de ese millón de andaluces que podría estar inmunizado con la vacuna de Janssen, que consiste en una única dosis.

El Gobierno andaluz también aprobó ayer el mayor plan de ayudas directas a trabajadores y pymes de toda España, dotado con 732 millones, de los que han recibido luz verde 372,2 millones, para, «sin complejos ideológicos, rescatar empresas y empleo».

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Elías Bendodo y el vicepresidente andaluz, Juan Marín, hicieron hincapié en la celeridad para poner en marcha este paquete de ayudas al empleo y a las empresas de numerosos sectores de actividad, ya que el lunes se suscribió el acuerdo con los sindicatos y los empresarios y ayer el Consejo aprobó casi el 52 % del montante total.

Marín exigió al gobierno de España que aclare los requisitos que va a solicitar en su convocatoria de ayudas directas de 7.000 millones para toda España para que no colisionen con los de la Junta y puedan perjudicar en la cuantía que reciben las empresas beneficiarias y también lo emplazó a que defina el sistema de justificación de las ayudas para que la Junta pueda sacar adelante el montante global de su plan y evitar «errores» por un «problema jurídica de incompatibilidad».

Bendodo subrayó que Andalucía ha superado con este plan a Cataluña y Madrid y se sitúa a la cabeza de España en el apoyo a la recuperación económica y social.

«Hay una vía andaluza de hacer las cosas de forma distinta basada en el diálogo, el entendimiento y el consenso», remarcó el portavoz del Gobierno andaluz, quien destacó que los 732 millones del nuevo plan de ayudas directas para el tejido productivo se suman a los 667 millones aprobados en noviembre, con «lo que en total el Gobierno andaluz ha movilizado 1.339 millones para ayudar a empresarios y trabajadores en un tiempo récord».

Objetivo: mantener el empleo

El plan de ayudas se financia con fondos propios de la Junta y otros procedentes de la UE, explicó Marín. Un total de 270,5 millones irán a una línea de subvenciones para respaldar el mantenimiento del empleo de unos 145.000 trabajadores de unas 45.000 empresas castigadas por la Covid-19 y que han estado afectados por los ERTE mediante una ayuda de 505 euros por empleado durante cuatro meses, con un tope máximo de 30.300 euros.

También habrá ayudas para más de 357.000 trabajadores en ERTE y fijos discontinuos por la caída de ingresos que recibirán un pago único de 210 euros que realizará de oficio la Junta, y para lo que se cuenta con un presupuesto de 75 millones.

Y se habilitarán tres líneas de ayudas por 27,2 millones para el mantenimiento de la actividad turística dirigidas a empresas organizadoras de turismo activo, que recibirán 3.000 euros y cuentan en total con 3,7 millones; para la actividad de casas rurales, que contará con un presupuesto de 9,9 millones y destinará 3.000 euros por casa rural, y otra para guías turísticos con ayudas de 3.000 euros por persona habilitada y dotada con 13,65 millones.