El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha adelantado este lunes que se reunirá esta semana con los fabricantes de la vacuna rusa Sputnik. Aguirre señala que mantendrá una reunión por videoconferencia de cara a la posible incorporación de la vacuna contra la Covid-19 en el calendario de vacunación de las comunidades autónomas.

En una entrevista en Canal Sur Televisión, el consejero de salud ha manifestado haber mantenido reuniones anteriores con otros fabricantes como Rovi, AstraZeneca o Janssen. Aguirre asegura que estas conferencias no se habrían llevado a cabo con el fin de adquirir vacunas, sino con la intención de "estar informado sobre el número de vacunas que llegan a España y la parte que le correspondería a Andalucía". El consejero de salud considera positivo mantener un contacto con los distintos fabricantes, no solo de cara a la incorporación en el calendario de vacunas sino en el caso de que se produjese una ruptura del mercado, explica. Aguirre afirma, además, que este tipo de encuentros les permite hacer una proyección del número de vacunas que van a llegar a Andalucía entre los meses de abril y junio, y planificar así las actuaciones para administrar esas dosis.

La Junta, ha asegurado, se suma a la compra centralizada y en escala de las vacunas contra la Covid-19: "Creemos que es la mejor forma de adquirir vacunas. Esperamos y exigimos el cumplimiento de los pactos firmados por las diferentes multinacionales". El consejero ha reprochado al Gobierno central no cumplir con su proyección de vacunas. "De haberlo hecho, el nivel de inmunidad sería del 18% frente al 6,3% actual", explica Aguirre, que asegura confiar en la palabra del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en lo referente a la proyección para este trimestre.

Durante la entrevista, Jesús Aguirre ha señalado, además, que la reticencia para vacunarse con AstraZeneca -que alcanzó un 20% la pasada semana- ha disminuido en los últimos días: "El 94% a los que se les ha ofertado la vacunación con AstraZeneca ha dicho que sí". El consejero asegura que esta vacuna tiene los mismos efectos adversos que el resto y que los beneficios son mucho mayores.

En lo referente a la situación actual de la vacunación en la comunidad, Aguirre ha confesado que los meses de abril y mayo serán cruciales, además de complicados. "Tenemos la esperanza de que en junio estemos ya en otra situación de presión asistencial diferente, son meses para reducir al máximo el número de contagios". En Andalucía, el número de hospitalizados ha ascendido hoy a 1.393 y en la UCI se superan ya los 300 ingresos. La incidencia acumulada, por su parte, está llegando a los 250: "Esto significa un riesgo alto, pedimos mucha precaución y prudencia". Así, ha manifestado que la comunidad presenta una tendencia ascendente durante este último mes que, espera, se vaya apaciguando durante el mes de mayo. "De cara a junio esperemos que la situación mejore, ya que repercutirá en la reactivación de la economía", declara.

Aguirre ha asegurado que Andalucía cuenta con una capacidad total para la administración de las vacunas. Esta semana se han llegado a inyectar cerca de 360.000 dosis, señala. "Hemos doblado cualquier semana anterior porque nos han llegado más vacunas. Tenemos claro que para llegar a una normalidad tenemos que multiplicar la capacidad de vacunación y eso se consigue multiplicando el flujo de vacunas para Andalucía", ha señalado.

Fin del estado de alarma

El consejero de Salud considera "muy precipitado" el fin del estado de alarma. Así, asegura, se lo manifestó a la ministra de Sanidad: "Durante los meses de abril y mayo el volumen de vacunación no va a ser el óptimo para relajarnos. Le pedí a la ministra que considerara el fin del estado de alarma, al menos mientras no nos dieran los instrumentos a las comunidades autónomas de actuar contra la pandemia", esgrime. Aguirre exige cambios legislativos que permita a las comunidades autónomas actuar contra la pandemia en el caso de finalizar el estado de alarma. "Sin este no podemos tocar ningún derecho fundamental de movilidad, reunión, toque de queda... Tendríamos que actuar con medidas menores y habría una relajación muy grande", advierte.