El comité de expertos que asesora a la Junta de Andalucía en cuanto a la evolución de la pandemia y las decisiones a adoptar se reunirá la próxima semana para evaluar el estado epidemiológico de la comunidad aunque este mismo jueves ya se anunciarán cambios: más restricciones.

Los Comités Territoriales de Salud, uno por provincia, se reunirán este jueves como es habitual y, tal y como ha adelantado el consejero de la Presidencia Elías Bendodo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, estas autoridades sanitarias provinciales elevarán "prácticamente" el nivel de riesgo de aquellas zonas que se encuentren en nivel 2 hasta el nivel 3, lo que supone un endurecimiento en las medidas restrictivas.

Actualmente la totalidad de la provincia de Málaga se encuentra en nivel 2, incluyendo todos los distritos sanitarios: Serranía, La Vega, Axarquía, Málaga, Valle del Guadalhorce y Costa del Sol.

"No nos podemos permitir que la cuarta ola se desboque por relajación, por creernos que estamos al final", ha añadido Bendodo.

Cuarta ola

Diez días después de que finalizase la Semana Santa, sus efectos en la situación epidemiológica de Andalucía muestran signos cada vez más claros.

El inicio de la cuarta ola es ya un hecho que se refleja en el aumento de la incidencia acumulada a 14 días, ahora en 225 casos por cada 100.000 habitantes a nivel andaluz, lo que supone que se ha duplicado con respecto a las niveles de mediados de marzo. En cuanto a la tasa de incidencia acumulada para Málaga, la provincia presenta 123,8 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En el caso de la capital, ese índice está en los 122,4 contagios por cada 100.000 habitantes.

El consejero de la Presidencia Elías Bendodo ha asegurado que, pese a que se mantuvo el cierre perimetral de las ocho provincias, sí hubo una mayor movilidad durante la semana de Pasión que ha incentivado los contagios.

Junto a la incidencia, el número de andaluces hospitalizados por Covid-19 aumenta de forma "preocupante", con 1.473 ingresados, de los que 297 están en UCI.

Aún así, Bendodo ha indicado que la cuarta ola crece pero no lo hace de forma tan vertical y tan "agresiva" como ocurrió con la tercera ola.

"La cuarta ola sigue avanzando y queda por tanto meses duros", advirtió Bendodo, en la línea de lo que el consejero de Salud, Jesús Aguirre, viene incidiendo desde la pasada semana. "Abril y mayo serán meses claves, el punto de inflexión en la campaña de vacunación".

En esta línea, el Ejecutivo andaluz volvió a exigir al Gobierno central que se cumplan los compromisos de vacunación, especialmente en cuanto al objetivo de alcanzar la inmunidad de grupo en junio para "salvar" la temporada turística.