El consejero de Salud Jesús Aguirre ha vuelto a defender la ampliación del intervalo entre la administración de la primera y la segunda dosis en las fórmulas de Pfizer, fijada ahora en 21 días, y la de Moderna, establecida en 28 días.

Aguirre, que se muestra partidiario de ampliar el período de vacunación "cuanto más, mejor", ha argumentado que con una única dosis ya se produce un aumento de anticuerpos de entre el 60% y el 80%, lo que considera unos "criterios evaluables desde el punto de vista clínico".

Por ello, espera que el próximo Consejo Interterritorial de Sistema Nacional de Salud ratifique "lo que está pidiendo Andalucía desde hace muchísimo tiempo", donde también se incluye el desbloqueo de la segunda inoculación con AstraZeneca en aquella población que ya haya recibido el primer pinchazo de la farmacéutica británica. "Que la segunda se ponga con la que le corresponda al que le corresponda, si es con AstraZeneca con AstraZeneca", ha incidido Aguirre en una visita al Hospital Civil.

Preguntado sobre la llegada de turistas a Andalucía que hayan empezado la pauta de vacunación, el titular de Salud opina que "por supuesto, es preferible que se pongan las dos dosis y vengan inmunizados" aunque "con una ya nos relajamos un poquito".

Para ello, Aguirre ha puesto como ejemplo la situación epidemiológica de Gibraltar, con prácticamente sus 34.000 habitantes vacunados con la primera dosis y donde ya no es obligatorio el uso de la mascarilla en espacios abiertos:

"Con una única dosis de AstraZeneca tenemos a Gibraltar en un porcentaje altísimo y Reino Unido con un porcentaje altísimo [de inmunidad]. En Gibraltar no hay ahora mismo ningún ingreso en el hospital de Gibraltar y se ha normalizado toda la actividad. Una única dosis da unos efectos muy positivos", ha ejemplificado.