El consejero de Salud, Jesús Aguirre se ha mostrado “optimista” ante la posibilidad de reabrir la movilidad entre provincias andaluzas ante la buena evolución de la pandemia y el creciente ritmo de vacunación. Se trata de una decisión que se adoptará este martes en torno a las 18.30 horas cuando se reúna el comité de expertos de la Junta de Andalucía, un encuentro que, por cierto, se aplazó la semana pasada.

Aún así, Aguirre ha mantenido que “cabe esperar que haya propuestas positivas a intentar eliminar los cierres perimetrales” en esa reunión de expertos.

“Soy optimista en que podremos abrir un poquito el grifo teniendo en cuenta la situación de Salud Pública y de asistencia sanitaria que tiene actualmente Andalucía”, ha reconocido el consejero en una visita al Hospital Civil.

En la misma línea se ha expresado el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, que ha afirmado que el Gobierno andaluz planteará la movilidad entre provincias y que espera recibir el visto bueno del comité de expertos, "sin olvidar que en aquellos municipios en los que haya una tasa elevada por encima de 500 o 1.000 casos por 100.000 habitantes se puedan mantener las restricciones". En caso de ser aprobado, entraría en vigor "de forma casi inmediata", posiblemente en esta misma semana, según Marín.

"Estamos viendo cómo en esa zona de estabilidad, de meseta que ya estamos bajando, finalmente no ha habido una cuarta ola como algunos presagiaban, sino esos picos de sierra que ya dijimos desde el Gobierno andaluz. Por lo tanto, es razonable que si se están cumpliendo esas previsiones, podamos empezar a abrir esa movilidad, eso es lo que esperamos", ha esgrimido el vicepresidente y consejero de Turismo de la Junta.

La tasa de incidencia acumulada a 14 días en la región 240 casos por cada 100.000 habitantes, un indicador que en la última semana se ha mantenido a la baja. En el caso de Málaga, esa tasa está en 137,7 casos, por lo que disfruta de la mejor situación epidemiológica de Andalucía.

En cuanto a la previsión de vacunas para esta semana, Andalucía espera recibir 346.590 vacunas, que llegarán entre hoy y el miércoles. De ellas, 253.890 son de Pfizer, 29.300 de Moderna, 18.400 de AstraZeneca y 45.000 de Janssen.

Hasta ahora, en la comunidad se han puesto 2.538.465 vacunas, el 99,5% de todas las remesas recibidas. Son ya 1.151.398 andaluces con la primera dosis, esto es, el 21,87% de la población. Con la pauta completa son ya 697.856 personas, lo que indica que el 8,2% de la ciudadanía está ya inmunizada.

“Vamos progresando adecuadamente como consecuencia de que tenemos inmunizado a una gran parte de la población mayor de 60 años, que es la población de más riesgo, eso es lo que nos da un punto de esperanza que nos hace que veamos el futuro cercano, del verano, donde podemos hablar de una cierta normalidad, mucho más tranquila que el año que llevamos”, ha añadido Aguirre.

Por otro lado, la cepa británica supone ya el 93% de los nuevos contagios en Andalucía, que apenas presenta rastro de la primera variable, la china, y mantiene el resto bajo control, según Aguirre.

Pacientes más jóvenes en UCI

El inicio de la estrategia de vacunación contra la Covid-19, que arrancó el 27 de diciembre de 2020, ha priorizado en primera instancia a la población más mayor, la más vulnerable ante el contagio.

Después de casi cuatro meses de campaña, en Andalucía están vacunados todos los mayores de 80 años, por encima de los 70 años han recibido la inyección el 70,6% y por encima de 60 años, ya tienen al menos una dosis el 42%.

La efectividad de la vacunación se ha hecho patente en esta cuarta onda epidémica, que arroja menos contagios y que mantiene la presión asistencial relativamente estable en comparación con el estallido de la tercera ola, ya que los sectores más sensibles disfrutan al menos del 80% u 85% de inmunidad que otorga la primera dosis.

Jesús Aguirre, durante su intervención en el patio del Hospital Civil de Málaga A. I. M.

Sin embargo, esto también ha provocado un cambio en el perfil del paciente que ingresa en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) donde la edad media de los hospitalizados ha caído a los 59 años. 

Además, Aguirre ha explicado que estos pacientes acceden al sistema sanitario más tarde, con cuadros graves pero que suelen evolucionar bien debido a la buena aceptación de tratamientos más fuertes para frenar la infección respiratoria.

“Las personas mayores de 70, 80, 90 años notan de una forma mucho más rápida la hipoxemia (menor nivel de saturación de oxígeno) y acude a Urgencias. Sin embargo, una persona joven nota más lentamente la bajada de oxígeno y cuando llega a Urgencias muchos pasan directamente a UCI”, ha alertado el titular de Salud andaluz que ha añadido que estos pacientes están menos tiempo en cama, más tiempo en UCI pero con una tasa de mortalidad menor.