La Diputación de Málaga y la Junta de Andalucía han prorrogado el convenio de cooperación para la ejecución del programa de tratamiento a familias con menores en situación de riesgo o desprotección. Otros ayuntamientos de la provincia y entidades también se benefician de convenios con el Gobierno andaluz.

El acuerdo, en total, supondrá una inversión de 2,3 millones de euros para la provincia de Málaga en 2021, que beneficiará a 16 entidades locales y la Diputación provincial y permitirá atender a más de 954 familias y 1.867 menores.

Según ha explicado la delegada territorial de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Málaga, María Dolores Fernández Trinidad, el convenio subraya el reconocimiento de la familia como institución fundamental para el desarrollo de la persona que recoge la nueva Ley de Infancia y Adolescencia, ya en trámite parlamentario tras salvar la enmienda a la totalidad con el apoyo de la mayoría de la Cámara. Una norma que tiene, entre otros objetivos, "orientar las políticas públicas para dar una atención integral a los menores abordando sus necesidades físicas, pero también las psicológicas, emocionales, sociales e incluso del propio entorno medioambiental".

"La familia juega un papel básico en el desarrollo infantil por los vínculos afectivos que en ella se establecen", ha insistido Fernández, quien ha agregado que "es muy importante el esfuerzo y compromiso de las administraciones para satisfacer y preservar ese derecho de los niños, niñas y adolescentes a una protección que garantice su desarrollo integral como personas en el seno de una familia, preferentemente con sus padres".

La labor preventiva de los equipos de tratamiento, realizada con criterios de atención individualizada y proximidad, ha permitido en los últimos años que se hayan propuesto medidas de protección para menos del cinco por ciento de los niños, niñas y adolescentes atendidos por este servicio en la comunidad andaluza.

Además, la delegada ha destacado la labor del Programa de Tratamiento Familiar para "proteger a los niños y niñas en situación de vulnerabilidad". Igualmente, ha agradecido el trabajo de los ETF que, a pesar del confinamiento y la pandemia, "han continuado haciendo un seguimiento a las familias para dar apoyo emocional, acompañamiento y orientación de los distintos recursos que la Consejería pone a disposición de la familias, como la Renta Mínima de Inserción Social, las Pensiones no Contributivas, las Ayudas Económicas Familiares o las Tarjetas Monedero". En el caso de la provincia de Málaga, los 25 ETF atendieron a 1.867 menores procedentes de 954 familias durante 2020.

Para el periodo comprendido entre el 1 de mayo de 2021 y el 30 de abril de 2022, la subvención asciende en la provincia a más de 2,3 millones de euros. Esta cantidad se repartirá entre la Diputación provincial (444.030 euros), y los ayuntamientos de Málaga (444.030 euros); Alhaurín de la Torre (88.806 euros); Alhaurín el Grande (88.806 euros); Antequera (88.806 euros); Cártama (88.806 euros); Coín (88.806 euros); Nerja (88.806 euros); Rincón de la Victoria (88.806 euros); Ronda (88.806 euros). Con 120.526 euros están Benalmádena, Estepona, Fuengirola, Mijas, Torremolinos, Vélez Málaga y Marbella.

Por su parte, la diputada provincial de Igualdad, Servicios Sociales y Familias, Lourdes Piña, ha incidido en la importancia de llevar a cabo medidas de apoyo y orientación hacia las familias más vulnerables, especialmente en la situación actual, ante la grave crisis económica y social provocada por la pandemia de la COVID-19.

Además, ha recordado que los equipos de tratamiento familiar de la institución provincial, que desarrollan diferentes programas, atienden actualmente a 177 familias y 374 menores en los municipios con menos de 20.000 habitantes.

Tras el acuerdo de este miércoles, ambas administraciones se comprometen a aportar durante un año un total de 866.231,77 euros, de los que 422.201,77 euros serán financiados por la Diputación y 444.030 euros por parte de la Junta de Andalucía.

El primer convenio de este programa fue suscrito en febrero de 2016 y ha sido prorrogado año tras año por ambas instituciones, hasta que en el pasado 2020 se firmó un nuevo convenio de cooperación con vigencia hasta el 30 de abril de este año. Este miércoles se ha firmado, por tanto, la primera prórroga de dicho convenio, que dará comienzo el 1 de mayo del 2021 y finalizará el 30 de abril de 2022.