El diputado andaluz y coordinador provincial de Izquierda Unida Málaga, Guzmán Ahumada, reclamó al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla (PP), que «cumpla con sus competencias y sus compromisos e invierta en la promoción de vivienda pública para garantizar un derecho fundamental y dar respuesta a la alta demanda de vivienda a un precio asequible que sufre Málaga, provincia que, junto a Madrid, es la más necesitada de viviendas a un precio razonable, según apunta un reciente estudio realizado por consultoras especializadas en el sector»

Ahumada recuerdó que «los precios han aumentado un 12% desde 2014, mientras que el salario medio solo lo ha hecho un 5%, y el gobierno andaluz del PP y Cs no está invirtiendo lo que prometió, por eso le proponemos que utilice los más de 500 millones con los que cuenta en el fondo derivado de las fianzas que gestiona la agencia pública AVRA y los ponga al servicio del derecho social a la vivienda para impulsar políticas activas de vivienda en favor de los miles de demandantes».

Ahumada explicó que «lo único que han iniciado es el llamado Plan VIVE, que nace muerto por la falta de recursos económicos y de voluntad política, la realidad demuestra que no se están desarrollando políticas activas en materia de vivienda. A pesar de que, además de para dar respuesta a un derecho fundamental, la vivienda es esencial para otros tres objetivos esenciales para el futuro de los andaluces y andaluzas: el reto demográfico, en un contexto de retroceso demográfico por las dificultades que sufren los jóvenes al tener un techo», dijo.