A falta de cuatro días de que decaiga el estado de alarma, la Junta de Andalucía trabaja en su plan de "transición andaluza a la normalidad" que se anunciará oficialmente una vez se reúna el Comité de Expertos, encuentro que se producirá este jueves 6 de mayo.

No obstante, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ya ha avanzado alguna de las líneas generales que regirán la vida de los andaluces a partir del 9 de mayo. Las de mayor impacto: no habrá toque de queda ni cierre perimetral de la comunidad autónoma.

Sobre el toque de queda, que se extinguirá a partir del domingo, Moreno ha afirmado que esta medida se volvería a implantar en Andalucía en caso de que se produjese un nuevo rebote, aumentasen los contagios y la comunidad supusiera una "zona de riesgo". Actualmente, el presidente andaluz "no ve motivos" para aplicarlo aunque contase con la autorización del Tribunal Supremo -ya que esta decisión se escapa de las competencias autonómicas sin el paraguas del estado de alarma- porque la "incidencia está bajando" y la situación epidemiológica es favorable.

En cuanto a los cierres perimetrales, el Gobierno andaluz sí plantea solicitar el amparo judicial para decretar el confinamiento de aquellos municipios andaluces que presenten una tasa de incidencia acumulada a 14 días superior a los 500 casos y los 1.000 casos, una medida en vigor desde mediados de enero.

"Para ello tendremos que solicitar el aval judicial y eso lo haremos en tiempo y forma, de una manera exquisita, salvaguardando los espacios y las competencias normativas pero lo haremos", ha indicado Moreno a preguntas de los periodista en un acto en Sevilla.

Libertad comercial y de movimiento

A partir del domingo, la Junta plantea el inicio de una "apertura progresiva de la libertad comercial", donde se contempla la ampliación de los horarios de los negocios. "Lo haremos de forma progresiva, en dos fases, hasta que tengamos la seguridad de que tengamos inmunizados al 50% al 60% de la población", ha aseverado el presidente andaluz.

Sobre la posibilidad de que la población inmunizada -incluyendo vacunados y ciudadanos que han pasado la enfermedad- quede exenta de ciertas restricciones y cuenten con mayor "libertad" de movimiento, Juanma Moreno ha explicado que necesitan contar con un acuerdo en el Consejo Interterritorial que hasta ahora no se ha alcanzado.

 "Yo soy partidario de que a medida que haya más personas inmunizadas tengan la posibilidad de tener más libertad, que puedan acceder a estadios, a competiciones deportivas, a actos culturales... que puedan desarrollar una vida social y económica mucho más plena puesto que para eso se han inmunizado", considera Moreno, que ha añadido que el Ejecutivo andaluz volverá a llevar este asunto al Consejo Interterritorial de hoy.

Te puede interesar:

Para ello, la población inmunizada debería contar con un certificado que fuera "identificable", un código QR.

Con todo, el presidente de la Junta ha defendido que la apertura posterior al 9 de mayo será "progresiva, serena, técnica y con mucho rigor".