La Junta de Andalucía no descarta endurecer las medidas restrictivas "si hay nuevos repuntes" para "salvar vidas" según ha anunciado el portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, que se ha referido a las imágenes de las concentraciones del pasado fin de semana como "irresponsables" y "preocupantes".

"El estado de alarma acabó el pasado domingo pero la pandemia no. Nuestra salud, la economía de Andalucía, el verano en sí están en juego", ha advertido el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, que ha asegurado que el control de la pandemia dependerá de la responsabilidad de los andaluces. "Hay imágenes, también en Andalucía, que no son para nada responsables, que nos preocupan y que muestran que ese es el camino equivocado. Los excesos del pasado del fin de semana serán los lamentos del mes de junio".

Aunque la cuarta ola se encuentra aplanada y el porcentaje de vacunación continua incrementándose, el Gobierno andaluz ha hecho hincapié en que "en cualquier momento se puede disparar", de manera que "tire por la borda el sacrificio de año y medio".

"La lucha contra la pandemia no permite atajos. El gobierno se verá obligado a endurecer las medidas para salvar vidas", ha manifestado Bendodo, que ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de la población, especialmente ahora que la comunidad autónoma ha iniciado la primera fase en la "desescalada andaluza hacia la normalidad" que culminará a finales de junio si no hay nuevos brotes y se mantiene las previsiones de vacunación.

No obstante, no se han detallado cuáles serán esas posibles restricciones si continuan las conductas irresponsables que podrían desembocar en un aumento de contagios ni cuándo se pondrían en marcha. "Los planteamientos que hacemos es que las medidas deben ser de seguir abriendo movilidad, horarios, restricciones... salvo en el caso de que se dispararan los contagios".

En cuanto al perfil del paciente que ingresa en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), la medida de edad está entre los 65 y los 67 años en la comunidad autónoma aunque, como apunta el consejero, "esa edad va bajando y cada vez son más jóvenes".

En este sentido, el Gobierno andaluz ha recriminado al Gobierno central que "ha vuelto a dejar tiradas a las comunidades autónomas" y que ha "judicializado" la desescalada con el fin del estado de alarma.

No obstante, aunque Elías Bendodo ha criticado que las comunidades autónomas están gestionando la pandemia "con una mano atada a la espalda", preguntado por la posibilidad de pedir al TSJA el restablecimiento del toque de queda, el consejero ha asegurado que "prefieren" pedir urgentemente la convocatoria de la reunión de presidentes autonómicos.