Inditex acometerá 56 cierres de tiendas durante los meses de junio, julio y agosto, con la recolocación de sus 475 empleados en otros establecimientos del grupo, que continúa así con su proceso de transformación digital, que implica la absorción de locales pequeños y la apuesta por establecimientos de mayor tamaño.

Según ha informado CCOO, la mayor parte de estos cierres se llevará a cabo en Andalucía, con el cierre de 19 tiendas, con una plantilla de 195 empleados. De momento, se sabe que dos de estas clausuras serán en la provincia de Málaga, ambas de la enseña Zara, situándose una de ellas en Rincón de la Victoria (ya cerrada desde hace unas fechas) y la otra en la avenida Ricardo Soriano de Marbella . A Andalucía le siguen Madrid (ocho tiendas y 83 empleados) y Cataluña (otras ocho con 44 trabajadores).

Fuentes de CCOO han afirmado a este periódico sentirse "indignadas" con los planes de Inditex que, a su juicio, esta haciendo "un mal uso" del acuerdo firmado en su momento con los sindicatos para el mantenimiento del empleo con una política de traslados. "Quiren hacer una limpia de la plantila más antigua. Entendemos que la empresa puede hacer un esuferzo mucho mayor del que está haciendo", han explicado.

Las marcas afectadas por estas absorciones son Oysho (13), Stradivarius y Zara Home (diez cada una), Massimo Dutti (nueve), Pull & Bear y Zara (seis) y Bershka y Kiddy’s Class (una cada una).

La compañía precisó a Europa Press que se trata de una decisión dentro de su apuesta por tiendas de mayor tamaño, con herramientas tecnológicas avanzadas y la absorción de tiendas más pequeñas y con menor capacidad de adaptación a este modelo.