La Junta de Andalucía ha exigido al Gobierno central que incluya a la comunidad en las negociaciones con otros países para la creación de corredores aéreos seguros que permitan que la actividad turística pueda desarrollarse en mayor medida en ciertos puntos del país a pesar de las restricciones aún vigentes en los desplazamientos internacionales como ya ocurrió con Baleares y Canarias.

"Andalucía no se quedó callada hace unos meses cuando el gobierno de España, en los repartos de fondos de ayudas a las empresas, decidió primar por su carácter eminentemente turístico a dos comunidades autónomas, que nos parece muy bien, pero tan turística es Andalucía como es Canarias o Baleares", ha reprochado el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, que ha aprovechado para destacar que Andalucía recibió a 33 millones de turistas en 2019, previo al estallido de la pandemia.

"Exigimos que el Gobierno de España y el Ministerio de Turismo, en todas las estrategias que tenga de apertura de corredores aéreos seguros y de posicionar determinados destinos turísticos españoles ante mercados internacionales, Andalucía esté como el que más, porque es una comunidad eminentemente turística", ha reclamado Bendodo.

Expectativas de vacunación

El consejero de Salud Jesús Aguirre ha dado a conocer tras el consejo de Gobierno los resultados de un estudio proyectivo del avance de la campaña de vacunación en Andalucía hasta finales de mes, teniendo en cuenta las vacunas que van a llegar, los grupos etarios y el aprovechamiento de los viales que, en el caso de Pfizer, se están extrayendo hasta siete dosis -no seis- en el 70% de los casos y de Moderna se están sacando once -no diez-.

Con todo, las conclusiones son que el 52,3% de la población andaluza tendrá "una franja de inmunidad alta", ya sea por contar con la primera dosis, tener la pauta completa o haber superadado la enfermedad para el 31 de mayo.

Entonces, el 100% de la población andaluza por encima de 70 años contará con una dosis, el 90% de entre 60 a 69 años estará también en prima dosis y el 75% en el caso de los ciudadanos de 50 a 79 años. Esto supone que, con al menos una dosis estarán 3,4 millones de andaluces, el 48% de la población diana mayor de 16 años. A este montante se suma el de la población que se considera inmunizada por haber superado la enfermedad, con entre 17 y 65 años, que son 304.773 personas.