El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha cifrado en 1.590 millones la "factura social" de la pandemia de coronavirus, ya que durante este año y medio se ha desplegado "un importante esfuerzo económico" con las políticas sociales como "pilar fundamental" de la acción de gobierno.

En respuesta al portavoz de Cs, Sergio Romero, en la sesión de control del Parlamento, Moreno ha calificado como "razonablemente positivo" el balance social, aunque ha admitido que "quedan muchas cosas por hacer" y que no pueden "llegar a todo", para lo que ha pedido la implicación del Gobierno, ayuntamientos y diputaciones.

"Con este Gobierno la política social ha bajado de la propaganda a los presupuestos", ha defendido Moreno, quien ha presumido de que los 1.590 millones es un importe al que no ha llegado ninguna otra comunidad, lo que demuestra que no se trata de "un mantra".

Ha expuesto, por ejemplo, que se han garantizado los recursos básicos a las familias más vulnerables con la renta mínima, que se ha creado la tarjeta monedero, que se ha llegado a una "cifra récord" en beneficiarios de la dependencia o que se han reforzado las ayudas y la protección por violencia machista.

Además, se ha dado un "impulso sin precedentes" a la educación especial con 240 nuevas unidades, se convocarán en breve los incentivos para las personas con discapacidad, se prevén 3.000 nuevas viviendas asequibles y habrá apoyo a zonas desfavorecidas con la modificación normativa necesaria.

Por su parte, Romero ha apostado por hablar de los problemas y carencias de España en materia social, "en medio de tanto revuelo, intereses y populismo", y también ha defendido que el Gobierno bipartito está "cumpliendo" en políticas.

Ese "éxito", según Romero, "cobra un valor doble" cuando se analiza "de dónde veníamos", ya que ha aludido a que había precariedad laboral, un "déficit muy importante" de profesionales, falta presupuestaria y un sistema de atención a la dependencia "que escondía a personas como si fueran cosas".

"Veníamos de un modelo que presumía de blindar a los más vulnerables pero era puro escaparate. No había inversiones rales, no había proyectos, no había hechos", ha lamentado.

Ha hecho un llamamiento al PSOE, a la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz (Cs) y al presidente de la Junta para que pidan al jefe del Ejecutivo de la nación, Pedro Sánchez, "que cumpla".

Romero ha reclamado que el Gobierno asuma el 50 por ciento de la financiación de la dependencia y que "se ponga en marcha de una vez" el pacto de estado sobre este asunto.

Críticas a Vox

El presidente de la Junta ha acusado a Vox de mantener una actitud "incongruente" y de buscar "derribar al Gobierno" andaluz al haber provocado la devolución de la ley del suelo andaluza, algo que ha hecho "alineándose con la izquierda", lo que ha considerado "curioso".

Durante la sesión de control al Gobierno y en respuesta a la pregunta del portavoz de Vox, Manuel Gavira, sobre la presión migratoria, Moreno ha dicho que la formación de Santiago Abascal "tendrá que explicar un poco más por qué ha tumbado un proyecto de ley con tantas expectativas y por qué apoya a Podemos".

Moreno ha advertido a Gavira que "eso resulta clarísimamente incongruente, también para muchos de sus electores, que sabían que esta ley era necesaria".

"Ha sido una profunda decepción y no ha sido entendible, salvo que usted quiera derribar un Gobierno, y entonces está pensando en los intereses de su partido y no en Andalucía", ha espetado Moreno, que ha pedido al portavoz de Vox que "reflexione" cuando el Ejecutivo vuelva a traer al Parlamento esta norma.

El presidente andaluz ha dicho además que Vox "no conoce la tramitación de un proyecto de ley" y ha repasado los veinte meses de que lleva la ley de suelo de trabajo con consejerías, el ministerio, colegios profesionales, sindicales o el Consejo Consultivo, además de los sectores económicos que estaban pendientes del proyecto.

"¿No le parece una política diferente una ley que deroga 20 años de gestión urbanística socialista, solicitada y reclamada por su propio grupo y la mayoría de la sociedad? ¿No le parece incongruente?", ha preguntado Moreno a Gavira, para añadir: "Curiosa medida y curiosa manera de ver las cosas".

Antes el presidente andaluz ha defendido también la postura de la Junta en la acogida de los trece menores inmigrantes procedentes de Ceuta y ha recordado que es el Gobierno de España quien tiene las competencias en inmigración y Andalucía se ha limitado a actuar "dentro de su ámbito competencial".

"Es lo que hemos hecho, primero porque nos obliga la ley, y los gobiernos cumplen las leyes, y segundo porque tenemos principios morales y humanitarios", ha zanjado.

Por su parte Gavira, que ha lamentado que Moreno "lance la pelota al Gobierno central" en esta materia, ha pedido al presidente andaluz que "cumpla los acuerdos" y ha subrayado que hay puntos del pacto de investidura y del primer acuerdo de presupuestos que no están cumplidos.

"Usted ha dicho que va a cumplir lo acordado, me gustaría saber cuándo", ha insistido el portavoz de Vox, que ha dicho que "es el momento para cumplir lo acordado, no solo para gobernar, porque seguro que el Gobierno es capaz de hacer dos cosas a la vez" y ha garantizado que su partido "es responsable y quiere seguir siéndolo".

"El momento es ahora y vamos tarde", ha dicho el portavoz de Vox, que ha añadido: "Estamos perdiendo muchas batallas y se trata de que no perdamos la guerra".

Gavira ha advertido también a Moreno: "Para seguir haciendo lo mismo que hacían los anteriores tiene usted socios de sobra". 

Ante esta situación, el presidente andaluz ha pedido al PSOE que "eche una mano" a su gobierno y empiece a "colaborar" para sacar adelante proyectos "importantes" y, tras subrayar que "lo que es bueno para Andalucía es bueno para ustedes", ha señalado que ese apoyo "no les va a restar votos".

"No les va a restar ningún voto apoyar al gobierno, probablemente amplíen su base social porque los ciudadanos van a valorar que el PSOE eche alguna vez una mano al gobierno, tenemos las puertas abiertas y estamos dispuestos a sacar adelante reformas", ha dicho durante la sesión parlamentaria de control al gobierno un día después de que Vox tumbara iniciativas del Gobierno del PP y Cs.

Ha advertido de que "si nos encontramos con 'el no por el no' difícilmente vamos a avanzar", por lo que ha confiado en que el PSOE "piense cómo puede contribuir y que empecemos a poder colaborar y sacar adelante algún proyecto importante para Andalucía" porque eso sería "la mejor demostración de que el PSOE está estable y no entretenido en otra cosa".