La educación sexual, en pleno siglo XXI, sigue siendo una asignatura pendiente en Andalucía. La desinformación, las falsas creencias y los mitos en cuanto a la anticoncepción contribuyen a que la comunidad mantenga unas preocupantes tasas de relaciones sexuales sin protección pese a no estar buscando el embarazo.

Una encuesta elaborada por elaborado por los laboratorios HRA Pharma con la empresa demoscópica 40dB revela que el 59,3% de las mujeres andaluzas con entre 16 y 35 años han practicado sexo sin usar ningún metodo anticonceptivo en más de una ocasión, un dato que supera a la media nacional en 6,6 puntos.

La deficiente labor informativa en materia de salud sexual a edades tempranas y en el ámbito educativo implican que más de la mitad de las andaluzas (50,3%) lleguen a su primera relación sin haber recibido ningún tipo de información, un problema que se acrecienta en la comunidad autónoma frente a la situación a nivel estatal (43,1%).

Por ello, el director médico de HRA Pharma, Guillermo Sellers, señala que aunque la media de edad de las primeras relaciones está en España en los 16 años, las actividades en materia de salud sexual deberían comenzar en torno a los 14 años, cuando las chicas entran en la edad fértil y se exponen al riesgo de embarazo.

El fallo en los sistemas educativos y de divulgación sobre salud sexual es evidente. Según datos de la I Encuesta sobre Salud Sexual de la Mujer, el 52,7% de las encuestadas afirma que, en caso de tener dudas sobre este tema, acuden a los amigos cercanos o a internet para resolverlas. Solo el 10,8% opta por consultar a profesionales sanitarios. En general casi un 40% de las mujeres dice que nunca han asistido a ningún taller, charla u otras vías informativas sobre educación sexual.

Por otro lado, de las que sí fueron asesoradas en sus colegios, un 22,8% opina que la información que se le dio estaba desactualizada, un 14,8% directamente la califica como "inútil" e incluso un 5,6% sostiene que fue machista u homófoba. Solo un 46,5% entendió que asistió a una orientación verdaderamente "formativa".

Además, 3 de cada 4 mujeres apuntan a que la educación sexual que recibieron en la escuela solo fue de carácter científico o biológico por lo que no ayudó a tomar decisiones informados en más del 40% de las encuestadas. En el ámbito familiar, solo 4 de cada 10 andaluzas recibió educación sexual por parte de sus padres.

Mitos sobre la anticoncepción

Pese a que la anticoncepción de urgencia se remonta al año 1999, y que desde 2009 se cuenta con una nueva píldora del día después, ElleOne (desarrollada por HRA Pharma), efectiva hasta cinco días después de una relación sexual de riesgo, las falsas creencias sobre este fármaco siguen dificultando su correcto uso o directamente que se lleguen a tomar. Esto último ocurre al 55,2% de las andaluzas, que declaran que jamás han tomado el anticonceptivo de urgencia, que se dispensa en las farmacias sin necesidad de receta.

Entre esos mitos destaca que 6 de cada 10 mujeres creen erróneamente que la píldora del día después solo se puede tomar el día después de la relación de riesgo, un 53,9% piensa que siempre causa efectos secundarios y un Un 27,3% piensa erróneamente que el anticonceptivo de emergencia solo se puede tomar tres veces en la vida.

Además, el estudio demuestra que existe un gran desconocimiento sobre el funcionamiento de la píldora, ya que casi un 40% de andaluzas entiende que impiden el embarazo provocando el aborto. "Se piensa que es un fármaco abortivo y no, inhíbe la ovulación, por tanto, es imposible que sea abortivo", aclara Guillermo Sellers. Este dato es desconocido para el 54,8% de las encuestadas.

En cuanto a los anticonceptivos hormonales en general, el 52,2% declara que no los usa, casi un 5% que la media española.

Sexualidad y Covid-19

La pandemia ha alterado significativamente las rutinas de salud sexual de las andaluzas. La mujeres han retrasado sus visitas al ginecólogo o los centros de planificación familiar, han tenido problemas para conseguir la receta de su anticonceptivo habitual y han comprado menos anticonceptivos, por lo que han mantenido más relaciones sexuales sin protección. 4 de cada 10 mujeresa andaluzas se han visto afectadas por todo ello.

En definitiva, la carencia de una buena educación sexual desde la fase de preadolescencia y el un incorrecto tratamiento de los anticonceptivos de urgencia suponen un "importantísimo problema de salud pública en Andalucía", que derivan en embarazos no deseados y, por tanto, en abortos. En Andalucía, 11,98 mujeres de cada 1.000 han realizado un aborto, frente al 11,53 de la media española.

"Los resultados muestran una fotografía muy potente de que hay un gran camino por hacer. No hay educación sexual suficiente para evitar los abortos. Estamos en el siglo XXI, podemos hacer un esfuerzo", concluye Inés Correira, directora general de HRA Pharma Iberia.