Andalucía permanecerá al menos dos semanas más en la llamada fase 1 de la desescalada de restricciones vinculadas a la pandemia de Covid-19 tras la superación del estado de alarma decretado por el Gobierno central, ya que la Junta ha decidido este martes mantener la práctica totalidad de las medidas vigentes en la comunidad autónoma en materia de salud pública a propuesta del Comité Regional de Alto Impacto en Salud Pública, el conocido como comité de expertos que asesora a la Junta. Esta decisión ya era avanzada ya la semana pasada por el propio presidente de la Junta, Juanma Moreno.

El Gobierno andaluz ha adoptado esta decisión, de la que ha informado en un comunicado, una vez analizada en dicha reunión del comité de expertos la situación epidemiológica y de presión asistencial de la comunidad autónoma.

Desde la Junta han explicado que, "si bien hay parámetros que continúan teniendo una evolución favorable, como es el caso de la presión asistencial o la cobertura vacunal por encima de 40 años, se mantienen altos números de contagios diarios y la evolución de la incidencia acumulada a 14 días comienza a descender, pero a un ritmo que continúa siendo bajo".

Con estos datos --la incidencia acumulada a 14 días en Andalucía se situaba este martes en 184,2 casos por cada 100.000 habitantes, más de 80 puntos por encima de la media nacional--, el comité de expertos ha decidido "prorrogar las medidas vigentes en la comunidad", con la excepción de dos modificaciones que se van a llevar a cabo con respecto a la orden de 7 de mayo de la Consejería de Salud y Familias, según ha precisado la Junta.

Así, por un lado, se ha acordado ampliar los horarios para los establecimientos de venta y servicio de helados hasta la 1.00 hora de la madrugada, si bien "desde las 00,00 horas no se podría servir o vender bebidas alcohólicas".

Por otro lado, la Junta ha acordado introducir "una evaluación de riesgo específica en aquellos municipios de más de 5.000 habitantes con incidencia superior a 1.000 casos de Covid-19 por 100.000 habitantes en los últimos 14 días".

Según la Consejería de Salud y Familias, "es necesario hacer dicha evaluación en aquellos casos de municipios que tengan una tendencia claramente descendente en el momento de su evaluación por el Comité Territorial" de alertas de salud pública.

Una vez concluida la reunión, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha insistido en lanzar un mensaje de prudencia a la población andaluza "porque el virus sigue estando entre nosotros".

"En Andalucía estamos llevando un ritmo de vacunación altísimo, cada vez mayor, pero pese ello no podemos bajar la guardia", ha subrayado el consejero.

El Comité Regional de Alto Impacto en Salud Pública seguirá haciendo "evaluación continua" a diario de todos los parámetros y, "si la evolución progresa adecuadamente, se reunirá en dos semanas para evaluar posible paso a la fase de avance", según ha anunciado la Junta.

La fase de normalización estaba prevista para dentro de una semana

El pasado 6 de mayo, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, explicó que la desescalada de Andalucía tras el fin del estado de alarma decretado por el Gobierno se ejecutaba en tres fases. La primera, denominada de estabilización, que abarcaba inicialmente desde el 9 hasta el 31 de mayo, es en la que continúa la comunidad autónoma, que no ha progresado hacia la fase dos, denominada de avance, y que en los planes iniciales arrancaba el 1 de junio y se extendía hasta el día 21 de este mes. La llamada fase 3, de normalización, estaba previsto que se iniciara el 21 junio.