La vacunación avanza a un "ritmo vertiginoso" en Andalucía. La comunidad ha administrado ya un total de 9.301.308 de dosis y el 73% de la población de más de 16 años dispone ya de la primera de ellas. De seguir con esta tendencia, la Junta de Andalucía ha manifestado su intención de terminar este mes de julio con la vacunación abierta para todas las personas pertenecientes a la franja de edad de 20 a 30 años.

Con este marcado objetivo encara la comunidad la campaña de vacunación, que se ha encontrado una semana más con la reducción del número de dosis enviadas. "En Andalucía hemos tenido que bajar la dosis, esta semana posiblemente nos quedaremos sin vacunas porque antes del fin de semana estarán todas puestas", ha alertado el portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, tras la reunión del Consejo de Gobierno. La Junta recrimina este descenso en el número de vacunas recibidas esta semana -406.000 dosis- y denuncia que la falta de dosis "en un momento en el que está subiendo la incidencia y la hospitalización es jugar con fuego".

El portavoz de la Junta de Andalucía ha reconocido que "la situación sanitaria ha empeorado rápidamente en pocos días". No obstante, Bendodo asegura que el sistema sanitario andaluz "aguanta holgadamente" el aumento de la presión hospitalaria que se está produciendo en los últimos días. El número de hospitalizados se ha disparado hasta llegar a las 858 personas, de los cuales 147 han precisado ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En este sentido, y con la tasa de incidencia de la comunidad en 418 casos por cada 100.000 habitantes, Elías Bendodo pide a los andaluces que extremen las medidas.

Una semana más, el foco se cierne sobre la población más joven, que es la que mayor número de contagios registra a diario. La incidencia acumulada entre los jóvenes andaluces de 15 a 30 años se sitúa ya en 1.177 casos. Por ello, la Junta vuelve a solicitar la colaboración de los distintos ayuntamientos para endurecer las medidas contra el botellón, uno de los mayores focos de contagio. Asimismo, el portavoz ha señalado las reuniones familiares como bodas, bautizos o comuniones como otros de los grandes focos de contagio que están contribuyendo a aumentar el número de contagios en Andalucía.

Por su parte, Bendodo ha señalado que el 47% de las personas que están ingresando en los hospitales andaluces son menores de 40 años y que un 58% no están vacunados. En cuanto a los pacientes de más de 40 años que continúan hospitalizando asegura que "se trata de personas que no se han vacunado, solo se han puesto una dosis o se han contagiado los días previos a producirse la inmunización tras la segunda dosis".

En este sentido, el portavoz insiste en la eficacia de la vacunación como la mejor arma para frenar la propagación de la Covid-19: "La vacunación es la principal obsesión de este gobierno, se ha desmostrado que la vacuna es eficaz y en Andalucía podemos decir con orgullo que somos la comunidad que está vacunando a un ritmo más rápido y que más dosis está poniendo, gracias a la labor de los profesionales sanitarios".

Endurecer las medidas

Esta tarde tendrá lugar una nueva reunión del Comité de Expertos en la que se decidirá qué medidas restrictivas adoptará la comunidad ante esta nueva ola de Covid-19. "Les puedo decir que si hay que endurecer las medidas lo haremos, este Gobierno ha demostrado que está dispuesto a asumir el desgaste que haga falta", ha manifestado Elías Bendodo.

En este sentido, el portavoz de la Junta de Andalucía ha recriminado al Gobierno central que no otorgue las herramientas legales a las comunidades autónomas para poder hacer frente a esta nueva oleada de coronavirus. Del mismo modo, Elías Bendodo se ha mostrado partidario de volver a imponer la obligatoriedad del uso de mascarillas: "Ante la multiplicación de contagios, se ha desmostrado que la mascarilla se debe seguir usando en cualquier sitio. Desde Andalucía sugerimos a los andaluces que no dejen de usar la mascarilla en espacios públicos".

De cara a la temporada estival, Bendodo asegura que "Andalucía es segura y lleva demostrando todo este tiempo que sabe equilibrar la evolución del virus y la economía". Por tanto, el portavoz ha asegurado que "la temporada de verano va a seguir en Andalucía y serán los expertos los que decidan qué serie de medidas tomar para frenar los contagios".